La venta de la píldora del día después se dispara y frena el uso del preservativo

  • El Colegio de Farmacéuticos considera que están fracasando los objetivos de la medida ya que no se han reducido los embarazos no deseados · Asegura que muchos utilizan el medicamento como anticonceptivo

Este pasado verano se autorizó la venta sin receta de la píldora poscoital en las farmacias y desde el Colegio de Farmacéuticos de Málaga aseguran que la demanda en los establecimientos de la provincia ha crecido desde entonces un 40%. Según los datos que presentaron ayer tras la firma de un convenio de colaboración con la Unión de Consumidores de Málaga (UCE), el aumento de la dispensa de este medicamento ha provocado la bajada -entre un 10 y un 20%- en la compra de preservativos, algo que podría motivar el aumento de las enfermedades de transmisión sexual. Ambas organizaciones consideraron ayer que muchos adolescentes hacen un uso indebido de la píldora.

"En los primeros meses desde que se puso a la venta sin receta, hubo muchas solicitudes de información y desde entonces el incremento ha sido continuado", explicó ayer Javier Tudela, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga. "Hemos pedido poder anotar las dispensaciones en la tarjeta sanitaria de la usuaria para tener un mayor control pero no es posible aún", añadió Tudela que quiso incidir sobre el "uso con rigor" que se ha de hacer con este medicamento.

Los adolescentes menores de edad son los que más solicitan la píldora poscoital en las farmacias de la provincia, en muchos casos recurren a ella todas las semanas con justificaciones banales ante el farmacéutico. Las mujeres de entre 22 a 28 años son las que muestran más interés por informarse del uso correcto y contraindicaciones de la píldora del día después. Precisamente, según comentó Jesús María Burgos, presidente de la UCE, "hace unas semanas un informe de la Agencia Andaluza del Medicamento alertaba de posibles efectos secundarios, como accidentes tromboembólicos".

El que no tengan que pasar por ningún especialista o centro de salud para adquirir este medicamento ha supuesto que en muchas farmacias se dispare su venta. Por ejemplo una de las farmacias situadas en la calle Héroe Sostoa se vendieron dos píldoras poscoitales en todo el año 2008. En 2009 subieron a 17 las unidades dispensadas y en el mes de enero de 2010 se adquirieron 6 cajas. En otro establecimiento abierto 24 horas se pasó de vender 2 unidades durante el mes de enero de 2009 a 101 en el mismo periodo de este año.

"Las chicas están utilizando esto como método anticonceptivo porque no se rompen más de cien preservativos en un mes, simplemente ésta es la opción más rápida", comenta ayer un farmacéutico. "Antes tenían que ir a planificación familiar o a un hospital, hoy no tienen trabas ninguna y la piden con la misma facilidad que una Juanola", explica la titular de otro establecimiento de la zona este. Según los profesionales del gremio, aunque se les intenta informar y se les pregunta si la han tomado alguna vez, llevar un control real sobre esto es imposible por el momento.

"Lo que dicen normalmente es que se les ha roto el condón y todas aseguran que es la primera vez que la toman, pero nadie sabe", dice una farmacéutica. Y aunque lo normal es que una joven repita una o dos veces este tratamiento hormonal, aseguran desde el Colegio de Farmacéuticos y la Unión de Consumidores que hay casos reiterativos. "Algunas van una semana sí, una semana no a por la píldora sin que un profesional valore la situación y realice un seguimiento del paciente", comentó Jesús María Burgos.

Por ello, para ambos colectivos se presume de vital importancia hacer campañas informativas y formativas sobre el uso racional de la píldora del día después y que éstas se hagan de forma permanente y continuada. "Todo esto se debería hacer potenciando las unidades de planificación familiar de los servicios sanitarios, existen múltiples tratamientos anticonceptivos que deben de ser indicados según la necesidad del paciente", añadieron desde la Unión de Consumidores. Para ellos, este método no ha logrado los objetivos marcados porque no se ha reducido el número de embarazos no deseados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios