Mayor Dolor

Antequera vuelve a vibrar con la Legión

  • Miles de personas acompañaron a la cofradía del Mayor Dolor durante la mañana y la noche

El Cristo del Mayor Dolor portado por los legionarios durante su traslado. El Cristo del Mayor Dolor portado por los legionarios durante su traslado.

El Cristo del Mayor Dolor portado por los legionarios durante su traslado. / javier flores

El Miércoles Santo antequerano es sinónimo de Legión en la ciudad del Torcal, ya que la presencia de este cuerpo del Ejército Español en el desfile procesional de la cofradía del Mayor Dolor hace que miles de personas acudan a verlos. Antes, la iglesia de San Sebastián se llenó para asistir a la misa y posterior besapiés con la imagen del Mayor Dolor colocada delante del altar mayor de la iglesia. Finalizado este acto religiosos y devoto, los legionarios cobran un papel muy destacado durante toda la jornada, en especial, durante la mañana, cuando su escuadra de gastadores se encarga de realizar el traslado del Cristo del Mayor Dolor por los alrededores del Coso Viejo y proceder a su entronización para esperar la salida durante la noche en su estación de penitencia.

Desde bastante antes de que llegue la hora de inicio del traslado, a las 13:30, los alrededores de la iglesia de San Sebastián ya se encontraban repletos de público, hasta el punto de que desde hace unos años se procede al vallado de este espacio para que la abundante presencia de personas no interfiera en el desarrollo del acto cofrade. Una imagen que se repitió en la plaza del Coso Viejo, que ayer volvía a llenarse para ver el momento de la entrega del tradicional chapiri legionario al Cristo del Mayor Dolor, que lo lleva en su trono desde ese momento hasta la conclusión de su estación de penitencia. Además, en este punto también se produce la interpretación por parte de los legionarios de algunas de sus conocidas canciones entre los aplausos de los presentes.

Tampoco faltaron los lanzamientos de pétalos desde diferente balcones del recorrido y hasta los máximos mandos presentes en este acto se animaron a portar durante unos instantes a esta imagen, para júbilo de los presentes. Ya por la noche volvían a vivirse momentos similares, con la presencia de una gran cantidad de público para ver el paso de esta cofradía con los tronos del Mayor Dolor y Nuestra Soñara del Mayor Dolor, que volvieron a estar acompañados por la escolta de la Legión y su banda de cornetas y tambores. Nuevamente las calles se llenaron de aplausos al paso de esta popular cofradía antequerana.

Mientras tanto, la ciudad se prepara para vivir hoy uno de sus días grandes de la Semana Santa, ya que se será la primera jornada en la que se correrán las vegas, una tradición de la ciudad del Torcal en la que las imágenes tras ser portadas a paso ligero por los alrededores de sus templos procederán a bendecir las tierras de cultivo. Hoy será el turno de las cofradías de Consuelo y Servitas, que serán las encargadas de Correr las Vegas ya en la madrugada. Además, estas cofradías pondrán en las calles de la ciudad una de las imágenes más curiosas de la Pasión, ya que realizarán parte de su recorrido unidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios