HUERTO Y DESAMPARADOS, SENTENCIA, MEDINACELI y MAGDALENA

Emoción en Vélez entre oraciones y saetas

  • Las tres cofradías que discurrieron por el caso histórico tienen un gran tirón devocional

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. Nuestro Padre Jesús de la Sentencia.

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. / objetivo pasión

La tarde del Miércoles Santo en Vélez-Málaga se siente de forma muy especial. Tres de las cofradías más señeras de la ciudad hacían estación de penitencia por sus calles. La del Huerto y los Desamparados, la de la Sentencia y el Medinaceli y la Magdalena. Imágenes con un gran tirón devocional que se refleja todos los años en el rostro de quienes la esperan salir de sus tinglados, en cualquier curva cuando los ven aparecer y en la de decenas de mandas (promesas) que van tras ellos para pedirles que le eche una mano en eso que tanto les preocupa o simplemente para agradecerles que estuviera con ellos en esos momentos tan difíciles.

La primera que lució por el centro histórico, y desde San Francisco, uno de los barrios más enraizado con las tradiciones de la ciudad, fue la Pontificia y Muy Antigua Cofradía de Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto y María Santísima de los Desamparados. La plaza era un hervidero cuando comenzaba a salir el trono del Cristo acompasado por la Agrupación Musical San Lorenzo Mártir de la cofradía de Viñeros de la capital malagueña que tan buen sabor de boca dejó el año pasado. Por Joaquín Lobato sonaba el esperado "Pescador de hombres". Con la Reina de la Villa, la Banda de Las Golondrinas a los sones de la marcha Coronación.

La imagen de Santa María Magdalena lució tras el proceso de restauración

El que llaman el Señor de la Villa salió de su tinglado de San Isidro rodeado también de su barrio. Nuestro Padre Jesús de la Sentencia se internaba hacia Reñidero y plaza de las Indias donde siempre impone verlo por la majestuosidad de su trono. Un cajillo de grandes dimensiones que este año otra vez tuvo que hacer un llamamiento a la horquillería. Con el misterio terminado, con la nueva imagen de Pilatos y la finalización del grupo escultórico - Claudia Prócula, un escribano y dos centuriones romanos- por parte del escultor Pedro García Velasco (2017) el cambio plástico es notable. Este año estrenó arco de campana con la imagen de Santa Teresa, patrona del Colegio de Abogados. También el escudo en la parte trasera. El tradicional paño de la Verónica fue obra de la hermana de la cofradía, Raquel Méndez. Otro de los estrenos fue el acompañamiento musical que lo hizo de manos de la Agrupación Nuestra Señora de la Salud de Castro del Río. El cortejo lo abría la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de las Angustias de Algarrobo.

La noche la cerró Nuestro Padre Jesús Cautivo Medinaceli y Santa María Magdalena cuya imagen ha sido restaurada este año por el taller Santa Conserva de Málaga. Un proceso minucioso en el que se le han eliminado las grietas y dado mayor articulación a sus brazos. De su tradicional estampa se eliminó el musgo del monte de corcho. Este año bajo sus varales - se incorporó uno más, sumando seis- horquilleras que querían procesionar junto a la Santa acompasadas por la Agrupación Musical Santa Águeda de Villar del Alcor de Huelva. También repitió con la Agrupación Musical Santa Cecilia de Sevilla el que llaman el Cristo de las Tres Monedas. Muchas mandas le acompañaron en su discurrir por la estación penitencial en un año muy especial para la cofradía que cumple 400 años de devoción de la Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios