Huerto

Emoción desbordada y al 'milímetro' en Ronda

  • Los pasos tienen que llegar a ser llevados sobre las manos de los costaleros

Salida del paso de María Santísima Consuelo de las Tristeza. Salida del paso de María Santísima Consuelo de las Tristeza.

Salida del paso de María Santísima Consuelo de las Tristeza. / javier flores

El Lunes Santo rondeño contó con la espectacular salida de la hermandad del Huerto desde el interior del templo de Santa Cecilia, cuyas estrechas puertas hacen que los pasos solo tengan unos cuentos milímetros para poder salir. Además, debido a la altura de la puerta, los costaleros se ven obligados a llevar los pasos sobre sus manos, lo que dificulta todavía más el inicio de su estación de penitencia pero engrandece la emoción de este momento, hasta el punto de que se escapa de entre el público presente algún que otro grito de miedo ante la tranquilidad de un equipo de costaleros y capataces que saben que está todo controlado. Antes de esos momentos tan especiales, las primeras saetas sonaron en el interior del templo de la mano de una conocida cantante rondeña, una sonido que salió hasta el exterior y que provocó rápidamente los primeros aplausos de la noche.

Todo ello con el marco de piedra que proporciona el templo trinitario, lo que hace que la salida se viva con especial intensidad y sean cientos de personas las que se agrupan en numerosas filas en las aceras y cruces para verlo, hasta el punto de dejar completamente rodeados a los integrantes de la banda de música que acompaña al paso de Orando en el Huerto. Superada la primera dificultad que es la salida del templo quedaba el pasar por la empinada rampa que cubre la escalinata para llegar hasta la calle, hasta el punto de que los pasos parece que pueden llegar a caerse por la fuerte pendiente, por lo que la multitud rompió en dos cerrados aplausos tras comprobar la maestría de sus costaleros y capataces para superar estas dificultadas.

También es el momento de contemplar la imagen de las mujeres ataviadas de mantillas, ya que es habitual que un gran número de ellas acompañe a la cofradía durante su recorrido y ayer no fue una excepción. Unas mantillas que centraron muchas de las miradas de la gran cantidad de personas que se acumularon en su recorrido. Terminada la jornada del Lunes Santo, hoy no tendrán lugar procesiones en la ciudad del Tajo, ya que el Martes Santo es reservado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías para la realización de un Vía Crucis Penitencial que transcurrirá entre la iglesia de Padre Jesús y la colegiata de Santa María, recorriendo algunos de los lugares de mayor belleza de la ciudad, ya que cruza buena parte de su casco antiguo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios