cautivo

Estepona recibe al Señor de la túnica blanca

  • El Cautivo y la Virgen de la Salud procesionaron ayer por las calles del centro

El Cautivo a su paso por las calles de Estepona. El Cautivo a su paso por las calles de Estepona.

El Cautivo a su paso por las calles de Estepona.

Estepona mostró ayer toda la devoción que envuelve estos días llenos de Pasión en la localidad con la procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Salud. Uno de esos momentos inolvidables se vivió cuando se abrieron de par en par los pórticos de la casa hermandad y la Cruz Guía se abrió paso entre la multitud para anunciar su llegada. No tardaría en sonar el Himno Nacional interpretado por la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de los Afligidos de Puente Genil, lo que indicaba que el Señor de la túnica blanca ya estaba en la calle. Además, como es habitual, a la salida se interpretó el himno de Jesús Cautivo que también fue entonado por los hombres de trono. Lo acompañaban alrededor de un centenar de nazarenos vestidos con túnica y capirote blanco y cíngulo amarillo. Poco después haría lo propio la Virgen de la Salud, que se meció a los sones de la banda municipal de Estepona mientras interpretaban el himno dedicado a su Titular a su salida de la casa hermandad. Unos 130 nazarenos con túnica blanca y capirote y capa azul completaban la sección de la Virgen.

El Cristo estrenó ayer escapulario bordado en los talleres de la hermandad en hilo de entrefino mientras que la Virgen estrenó una cinturilla confeccionada en el mismo taller y mismo material. Ambos diseños son de Samuel Vélez, miembro de la Junta de Gobierno. Además, el palio del trono de la Virgen estrenó un mosaico realizado por el grupo joven de la hermandad, un anagrama mariano, que por su altura únicamente podía apreciarse desde los balcones. También hubo novedades en el recorrido, ya que por primera vez los Sagrados Titulares no recorrieron la calle Ebro, una de las más estrechas del casco antiguo y donde tradicionalmente se apagan las luces a su paso. En esta ocasión, estaba previsto que los tronos subieran por la calle Granada hacia el lateral de la iglesia Santa María de los Remedios, donde estaba previsto que el periodista José Joaquín Sánchez recitara alguna poesía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios