estudiantes

Imágenes únicas para un ambiente con 'olor' cofrade intenso en Antequera

  • El Cristo Verde y el Cristo bajo palio sorprenden en una salida perfumada por el incienso

Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Sangre en la salida de su templo. Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Sangre en la salida de su templo.

Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Sangre en la salida de su templo.

La hermandad de los Estudiantes de Antequera respondió ayer a las expectativas que se crean cada año con un espectacular salida que se envuelve del humo del incienso que desde bastantes minutos antes esparce el cuerpo de acólitos que acompañan a sus tres tronos. Ambiente con olor inconfundible a la Semana Santa que acompaña a una salida que cuenta con el bello entorno patrimonial del monasterio de San Zoilo, lo que añade un plus a un inicio de la estación de penitencia. Una procesión que se inicia primero con la salida del trono de Nuestra Señora de la Santa Vera Cruz, un hecho que sorprende de entrada, aunque no es la única cuestión que llama la atención. Y es que tras este trono llega la imagen Padre Jesús Nazareno de la Sangre, una imagen única de un Cristo que procesiona bajo palio y con la cruz colocada en la posición contraria a la habitual, ya que lleva su travesaño principal hacia adelante.

Además, esta hermandad, la más antigua de la ciudad del Torcal, también cuenta entre sus titulares con el Cristo Verde, una imagen que sorprende al salir del interior de su templo a aquellos que la ven por primera vez, por lo inusual de que una imagen tenga este color, color de muerte. A las imágenes de su salida también contribuyeron el gran ambiente que hubo en los alrededores de la iglesia de San Francisco desde bastante antes del inicio de la estación de penitencia. Allí los presentes pueden observar con detalle la belleza de las imágenes de esta cofradía mientras se conforma el orden para iniciar la estación de penitencia por las calles antequeranas.

Unas imágenes que inician su recorrido entre los primeros arribas de sus capataces y los aplausos del público. Un ambiente al que también contribuye, como en cada previa de la salida de una cofradía Antequera, el recorrido de la armadilla por diferentes calles para anunciar la proximidad de la estación de penitencia. Tras la salida, la cofradía pudo realizar un recorrido desde la tranquilidad de la estabilidad meteorológica que ayer les acompañó a la única procesión que tiene lugar durante esta jornada. Tras el Lunes Santo, hoy toca el turno del Rescate, una de las cofradías que cuenta con un mayor fervor popular en la ciudad del Torcal, hasta el punto de que la gran cantidad de penitentes y personas portando velas (alumbradores).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios