Torrijas. El sabor de la Cuaresma

  • Varias confiterías de la capital trabajan en estas fechas en surtir a los clientes de estos dulces · El precio no supera los dos euros

Hace justo una semana que empezó la Cuaresma y aún queda un mes para que llegue la Semana Santa. Pero al igual que en el interior de los templos y casas hermandad todo empieza a moverse para celebrar la semana mayor, hay otros lugares en la ciudad que también se van adaptando a estas fechas. Las confiterías van nutriendo sus vitrinas de las típicas torrijas que dotan de sabor estos días de recogimiento. Haciendo un recorrido por algunos los establecimientos confiteros más señeros de la ciudad, se abre un amplio abanico de variedades para disfrutar de este típico dulce.

Desde 1941 la confitería Aparicio brinda a sus clientes la tradición en la repostería. Torrijas realizadas con bollería fina, rellenas de crema y bañadas con vino moscatel. "Gracias a esta receta tienen una fama adquirida. No se puede cambiar la fórmula porque cuando la gente viene aquí a buscar torrijas sabe lo que quiere encontrarse", explica Francisco Aparicio, dueño de la cadena. Desde hace esta semana, el obrador trabaja en 200 unidades diarias para surtir a toda la cadena. "A mí no me hace gracia venderlas fuera de su época, pero la gente lo reclama y no puedes negarte", confiesa Francisco.

La cadena El Colmenero de Alhaurín nació en este pueblo del Valle del Guadalhorce en 1918, pero aterrizó en Málaga capital hace siete años, aunque mantiene su obrador en el municipio de origen. Lourdes Carrera atiende en una de las sucursales que esta tienda tiene en la capital, en cuanto a las ventas explica que "se venden todas todos los días e incluso vienen de fuera a llevárselas".

Esto último también ocurre en la pastelería Javi, nacida en el barrio de El Palo, pero con sucursal en la Plaza de los Mártires; "vienen de vacaciones y se llevan para su tierra".

Más de un cuarto de siglo lleva La Canasta surtiendo de dulces a la ciudad. Hechas con miel, azúcar, con o sin crema, son sus platos fuertes para estos días junto con los borrachuelos. Es tal la demanda de torrijas recibidas que durante todo el año siguen comercializando al menos un par de variedades.

Pero en estas fechas hay otros dulces que acompañan a las torrijas y que salen a la luz solamente en días cuaresmales. Una de estas alternativas se encuentra también en Aparicio y son las empanadillas de vigilia realizadas con atún y cebolla. Sólo se comercializan el viernes y según recomiendan desde el establecimiento "lo mejor es comerlas en el día y no arriesgarse a que el hojaldre se estropee".

Otros establecimientos confiteros de la capital prefieren esperar a una fecha más cercana para vender torrijas, como ocurre en las confiterías Ávila o Pathelin. Desde esta última explican que "cada producto tiene su época y sólo las hacemos durante la Semana Santa".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios