El luto llega a las calles marbellíes

  • La ciudad se viste de negro para recibir al Cristo Yacente y a la Soledad

La procesión del Cristo Yacente cerró el Viernes Santo la Semana de Pasión en Marbella. La procesión del Cristo Yacente cerró el Viernes Santo la Semana de Pasión en Marbella.

La procesión del Cristo Yacente cerró el Viernes Santo la Semana de Pasión en Marbella. / E. moreno

El luto se adueñó de las calles de Marbella en la noche del Viernes Santo. El silencio, roto únicamente por las horquillas que marcaban el paso de los hombres de trono, y el recogimiento propio de este día, marcaron un año más la jornada de penitencia que caracteriza a la procesión del Cristo Yacente y de la Virgen de la Soledad, que cerró la Semana de Pasión en Marbella a la espera de la Resurrección.

La jornada comenzó horas antes de iniciarse el desfile procesional, con la Vela Legionaria al Yacente, en la iglesia de la Encarnación, a cargo de miembros del IV Tercio de la Legión Alejandro Farnesio de Ronda. Ya entrada la tarde se procedería a la autorización de la salida del Pendón de la Villa en el desfile y, por último, al traslado del Cristo Yacente a su Casa Hermandad a hombros de los legionarios mientras entonaban 'El novio de la muerte' hasta la plaza del Santo Sepulcro para ser entronado. Una vez entronado, las puertas de la Cofradía volverían a abrirse una vez más para partir nuevamente, portado ahora por hombres de trono vestidos con traje de chaqueta negro, camisa blanca y corbata negra, hasta la plaza de la iglesia. Allí le esperaría una gran multitud, vecinos y visitantes, que tras siete días de Pasión en el corazón de la Costa del Sol, no quisieron perderse la última de las salidas procesionales tras una semana cargada de emoción.

Una vez en la plaza, el trono del Cristo esperaría la salida de la Virgen de la Soledad, cuyo trono fue ampliado y mejorado en los talleres malagueños del orfebre Cristóbal Martos, y portado por hombres de trono vestidos con bata negra y capucha también negra. Como novedad en el recorrido de este año, ambos tronos se separaron por unos instantes, tomando calles distintas de la ciudad para más tarde reencontrarse de nuevo en Puente Málaga para continuar juntos hasta el encierro.

El recogimiento y el luto también llegaron a San Pedro Alcántara con la procesión del Cristo Yacente y La Soledad a cargo de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad en la noche del Viernes Santo. Posteriormente, también tuvo lugar en Nueva Andalucía la procesión del Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora en su Soledad.

La agrupación de Hermandades y Cofradías procesionarán hoy al Santísimo Cristo Resucitado y María Santísima de la Victoria en una jornada que pondrá el broche de oro a esta Semana de Pasión en la Costa del Sol. Está previsto que el desfile dé comienzo a las 12:00 horas desde la iglesia Nuestra Señora de la Encarnación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios