Los pregoneros muestran una desconocida benevolencia

  • La profesora Ana María Flores Guerrero, encargada de exaltar esta Semana Santa, recibió los consejos y halagos de sus antecesores ante el reto al que debe enfrentarse

El selecto club de los pregoneros de la Semana Santa de Málaga contará a partir del próximo 28 de marzo con una nueva mujer entre sus integrantes. Será la cuarta de la nómina, Ana Mª Flores Guerrero. En la noche del pasado jueves tuvo una primera toma de contacto con los que serán sus compañeros, antes de que pueda doctorarse sobre las tablas del Cervantes. Como manda la tradición, los pregoneros ya doctorados dedicaron unas palabras a la aspirante. Contra pronóstico, la rueda de consejos y/o peticiones fue muy light, pocos se mojaron de verdad, pues la mayoría se limitaron a exaltar la figura de Flores y cuán importante es la empresa que tiene entre manos.

La cita fue en el Málaga Palacio, un nuevo marco para este clásico de la precuaresma malagueña, que llegada estas fechas congrega a pregoneros y periodistas en una cena. También a hermanos mayores y otros cofrades, la mayoría de juntas de gobiernos. Hasta 16 pregoneros acudieron a la cita. Y otros seis remitieron sendos escritos disculpando su no asistencia. Del resto, sin noticias.

Ana Mª Flores Guerrero no estaba en ninguna quiniela para ser pregonera. De hecho, muchos cofrades siquiera la conocían antes del nombramiento. Tampoco algunos pregoneros, según reconocieron. Se trata de una cofrade de a pie, maestra de profesión y hermana de Paloma, Penas y Monte Calvario. También habitual de casi todas las citas cofrades que se realizan en la capital. Los pregoneros, tras investigar un poco, destacaron en la cena su carácter cofrade y familiar. Precisamente, ambas cosas van ligadas en su vida. Quizá por ello, algunos familiares de la pregonera, además de su marido, le acompañaron en la cena (sus padres y uno de sus dos hijos), algo no habitual. Respecto al protocolo del acto, Rodrigo Martín -jefe de protocolo de la Agrupación de Cofradías y pregonero en 2006- apostó por un orden cronológico en las intervenciones de los pregoneros. Otra novedad. Luego, como siempre, habló la pregonera.

Con voz tenue, muy floja, pero con una exposición clara de su mensaje. Sin dubitar ni trastabillarse ni una sola vez. Vocalizando perfectamente. Así se dirigió Flores a la sala. Ésta puede considerarse una primera prueba antes de someterse al examen final del Cervantes. Confesó que su pregón ya está escrito, pero que debe aprender a pronunciarlo. Sobre el texto, afirmó que "le faltará retórica" pero "tenía que ser yo misma". También dice haber pasado el miedo y advierte que estarán representadas todas las cofradías y, "dado los tiempos actuales, habrá pronunciamientos claros". Sobre la duración... "en una hora y cuarto será imposible, mínimo hora y media".

Jesús Castellanos, pregonero en 2000, habló sin tabúes, como le caracteriza y como hizo en el Cervantes en su momento. Le pidió a la pregonera que teorizase mucho. No quiere escuchar prosa barata del farol de la esquina derecha del trono, ni tópicos similares, según afirmó. Ciertamente, son cosas que se han escuchado en el Cervantes. El sacerdote Manuel Gámez (1980), muy vinculado a la familia de la pregonera, fue también contundente: "Al que no quiera caldo, cuatro tazas". Es decir, le pidió rotundidad y valor.

Luego, la mayoría de pregoneros reconstruyeron su noche mágica para hacer partícipe a la aspirante. Merino (2007) le explicó a Flores las fases de la incertidumbre, las dudas y el miedo. Pero le recomendó que disfrutase. Pepe Atencia (1975) no faltó a su cita, le dijo que realizará el mejor pregón de la Semana Santa de 2009. No cabe otra cosa. También asistieron Francisco Fadón (1976); Garrido Moraga (1987); Luis Merino (1989); José Luis Zurita (1990); Salvador Villalobos (1992); Leopoldo Sánchez (1994); Carlos Ismael (1997); Pepe Jiménez (1998); Celia Villalobos (2002); Manuel Molina (2005) y Francisco García (2008), quien le dará la venia el próximo 28 de marzo en el Cervantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios