Acosta recupera la sonrisa: "Estoy muy, muy contento"

  • El argentino está en disposición de volver a una convocatoria casi un año después

Comentarios 5

Cerca de un año después de la última vez que se enfundó la camiseta del Sevilla, Lautaro Acosta está en disposición de volver a una convocatoria. El argentino recordó ayer que fue en Bilbao, el 28 de febrero pasado, en el partido de Liga previo al desastre copero, cuando jugó por última vez. Y hoy, tras superar su calvario, podría subirse al avión que trasladará al equipo a Mallorca. Ayer, su sonrisa era plena.

"Entrené con el grupo desde el viernes sin ninguna molestia y estoy muy, muy contento. Me falta un poco de ritmo futbolístico, pero la lesión está olvidada. Hay que fortalecer la musculatura del tobillo para que el hueso no vuelva a crecer, pero estoy para jugar", decía ayer.

El argentino explicó al detalle su problema. "El tema de la lesión es sencillo. En un principio parecía un esguince generado por un edema óseo. Ese edema óseo se endureció y se calcificó, de modo que me creció un hueso entre el tibial y el peroné. El hueso creció en el medio y cuando chocaban el dolor era grande. Luego había una arteria en ese hueso que hacía que no se pudiera operar. Agotamos todas las opciones, hasta que decidimos abrir el hueso y hacer lo más arriesgado. En el lugar donde me operaron estoy sin molestias. En los entrenamientos remato, freno, cambio de dirección... Hoy puedo decir que estoy sin dolor. Desde hace más de un año que no me sentía así, sin ningún tipo de dolor".

Además, reconoció su parte de culpa en esa ausencia: "Hubo cosas que se han hecho mal, como apurarme el año pasado, cuando había tantos delanteros lesionados y quise entrar para echar una mano. Luego algo se hizo mal, el hueso no creció de la nada, obviamente, y yo soy el primer responsable, porque es mi pierna. Quizás alguien me tenía que haber parado, pero soy joven, tenía ganas... Soy el responsable por querer jugar", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios