Bacca confirma su hambre de gol

  • El colombiano, máximo anotador con 10 dianas en 20 partidos, se acerca a su mejor registro europeo y supera a estas alturas a Kanoute, Luis Fabiano y Negredo.

Comentarios 5

"Bacca, el as de la semana" o "Bacca convence con sus goles" son algunos de los titulares con que la prensa colombiana ha celebrado el momento del internacional sevillista, cuyo protagonismo en el derbi confirma su positiva irrupción en el Sevilla. El delantero de Puerto Colombia está respondiendo a la fuerte apuesta que el club hizo por él, con un desembolso de unos 8 millones de euros para traérselo del Brujas, donde la campaña pasada eclosionó con 28 goles en 44 partidos entre Liga y Liga Europa. Ahora lleva 10, 6 en Liga y 4 en Liga Europa, con lo que se acerca al mejor registro goleador desde su desembarco en el Viejo Continente, que se produjo en enero de 2012, en el club belga.

A diferencia de aquel primer año, en el que sufrió la adaptación del fútbol colombiano al europeo y sólo anotó tres goles en 10 partidos, Bacca ha roto con fuerza en su nuevo equipo. Pese a que en principio la titularidad fue para Gameiro, un delantero más hecho al fútbol continental y más contrastado, gracias a su hambre de gol ha conseguido darle la vuelta a la tortilla y se ha hecho con la titularidad, a lo que también han contribuido en parte los diferentes problemas físicos que ha tenido el ex internacional galo.

El curso pasado, ya asentado en el Brujas, Bacca logró una marca envidiable, al conseguir acercarse a la treintena de goles (28). Su salto a la Liga española suponía un nuevo reto para el internacional colombiano, por la diferencia de nivel con el fútbol belga. Pero rápidamente empezó a ver puerta con la camiseta del Sevilla, si bien sus primeros tantos fueron en las rondas preliminares de la Liga Europa, ante rivales de bajo nivel. Tras estrenarse ante el Mladost Podgorica, repitió frente al Slask Wroclaw, día en que logró su primer doblete. En la Liga, en cambio, no logró marcar hasta la goleada sobre el Rayo Vallecano, un partido en el que suplió a Marin para hacer otro par de tantos. Fue su sexto partido de Liga. Antes sólo había sido titular dos veces, ante Atlético y ante Málaga, jornada en la que por primera vez compartió ataque con Gameiro.

A partir de aquel día ante el Rayo, el colombiano fue cogiendo confianza hasta el punto de ser protagonista principal de las dos últimas victorias del Sevilla. Formando en el once inicial, Bacca remachó la victoria sobre el Espanyol en Cornellà-El Prat con un tanto en el que aunó potencia y habilidad. Mientras que el domingo pasado se encumbró ante su nueva afición de forma definitiva al abrir la goleada sobre el Betis con otro gran tanto, rompiendo el fuera de juego y definiendo con calidad al aprovechar un excelente pase de Reyes.

No es fácil llegar y besar el santo para nadie y menos para un goleador. Por ejemplo, con estos registros, 6 goles en 13 citas ligueras y 4 en otras 7 europeas, Bacca supera a los tres grandes delanteros que ha tenido el Sevilla en los últimos tiempos. Kanoute -palabras mayores- llegó a 14 goles en total en su primer curso, pero ni siquiera había marcado en la Liga aún a estas alturas. El formidable Luis Fabiano se quedó el año de su estreno en 7 goles (5 en Liga y 2 en UEFA). Y Negredo, que alcanzó 15 goles en total en su primera campaña como sevillista, sólo había marcado 3 hasta finales de noviembre. No quiere decir nada y estas comparaciones incluso resultan atrevidas, pero sí es señal de que Bacca, por ahora, está respondiendo de verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios