Beto, en Lisboa, evita el quirófano

  • El portero se muestra optimista y cree que podría volver en un mes y medio.

Dentro de las malas noticias que está recibiendo el Sevilla respecto a cuestiones médicas, Beto ofreció este lunes una buena nueva. El propio futbolista se encargó de anunciar que no debe pasar por el quirófano, un riesgo que existía y que no fue descartado por el cuerpo médico del club cuando le hizo la revisión el pasado viernes, después de que recibiera el alta hospitalaria en Madrid. La tremenda entrada que le realizó Benzema, no obstante, lo tendrá apartado unos dos meses de los terrenos de juego.

El meta internacional portugués viajó a Lisboa para someterse a una revisión en la clínica CUF Descobertas. Del hospital lisboeta salió Beto con una sonrisa en los labios, a tenor de la información que recoge el diario luso Record. En este rotativo deportivo, el guardameta sevillista hablaba de la buena noticia que había recibido, ya que no debe operarse el hombro. "Estoy muy feliz -aseguraba Beto en Lisboa-. Fue la mejor noticia que podría haber recibido. Tengo confianza en que la recuperación vaya de seis a ocho semanas", afirmó Beto, después de ser revisado por el especialista Antonio Cartucho.

Beto sufrió una fuerte luxación acromioclavicular en su hombro izquierdo, una articulación delicada y clave en el caso de un portero. Los médicos del Sevilla estimaron en la primera revisión a la que fue sometido el jugador que la baja podría ir de dos a tres meses. Beto tiene algo más de optimismo y cree que incluso en mes y medio podría estar ya realizando ejercicios. Sin embargo, en el club continúan siendo cautos con esta lesión y no creen que puede volver antes de los dos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios