El Carranza, la última prueba antes de la verdad

  • El Espanyol espera hoy al equipo de Álvarez, que acude a la cita gaditana como vigente campeón

El Sevilla afronta a partir de esta noche (22:00/Canal Sur) el último ensayo antes de la llegada de los partidos importantes, en los que la entidad tendrá en juego un título con la Supercopa y un presupuesto con la previa de la Champions. El Trofeo Ramón de Carranza, al que el equipo de Antonio Álvarez acude como campeón de las dos últimas ediciones, será la piedra de toque definitiva para ver el nivel de la plantilla de cara a lo que se le avecina en la temporada, así como permitirá ver en acción algunos minutos al último fichaje, el italiano Luca Cigarini.

Los de Antonio Álvarez se miden al Espanyol y el técnico marchenero, que no podrá contar ni con Capel -con la sub 21- ni con Acosta -lesionado-, pondrá presumiblemente a dos equipos en los dos partidos para repartir los minutos. Igualmente, Jesús Navas lo más normal es que juegue la final, pues sólo lleva un día de entrenamiento. Zokora y Romaric, aunque viajan, según el club podrían marcharse mañana a Londres para jugar con su selección, por lo que lo lógico es que jugaran hoy.

"Para mí tiene mucha importancia porque ya no tenemos más partidos. Nos lo vamos a tomar con la seriedad que merece, pues tenemos que acostumbrarnos a ganar. Nos medimos al Espanyol, que es de nuestra Liga y una buena piedra de toque. Hemos progresado, llevamos trabajando un mes y tenemo claro cómo vamos a jugar. Puede pasar cualquier cosa, pero el estilo de juego casi seguro que se va a ver en el Carranza", decía Álvarez, que confirmó que le dará minutos a Cigarini: "Lo he visto bien, tiene buen toque de balón, buena visión, lo que esperábamos... Puede ser que tenga algunos minutos que le sirvan de entrenamiento, un entrenamiento algo más exigente".

Por último, dijo que el Barça "aun sin 7 u 8 internacionales, es un equipo muy competitivo y cuenta con jugadores de primer nivel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios