Chevantón habla de "gestos feos" en el banquillo del Sporting

  • "Se habla mucho de proteger a Messi, pero también hay que defender a jugadores como Capel o Jesús Navas", dice respecto a la entrada de Canella sobre el almeriense.

El delantero del Sevilla Ernesto Javier Chevantón denunció este lunes la existencia de lo que denominó como "gestos feos" que fueron realizados desde el banquillo del Sporting de Gijón, en el encuentro liguero disputado el domingo por ambos conjuntos en El Molinón, que se saldó con triunfo asturianos por 1-0.

Y es que el choque tenía 'aparcada' una polémica desde el jugado en Nervión en la primera vuelta, cuando el Sevilla realizó una 'jugada de pillos', que los de Manolo Preciados no habían olvidado y que, ayer, generó en un ambiente caldeado, sobre todo después de Canella fuera expulsado por una entrada sobre el sevillista Diego Capel.

"Es una entrada de expulsión. Si lo tocó o no eso lo sabrá Diego, que es quien recibió el golpe, pero una entrada así es expulsión, porque si lo coge con el pie en el piso le puede hacer mucho daño. Los jugadores de ellos se comportaron muy bien, pero en el banquillo y las gradas...", espetó.

Con todo, el charrúa consideró que todo ello "es normal", aunque matizó su opinión. "Nosotros peleamos por cosas mucho más importantes que la pelea por retroceder. Ellos ganaron 1-0, sabían que tenían a un buen equipo enfrente y trataron de enfriar el partido y esconder el balón. Quizás algunos gestos no se debieron hacer por parte del banquillo de ellos, pero bueno...".

De hecho, reconoció que se enfadó con lo sucedido en el transcurso del choque. "Es normal cuando le faltas el respeto a los contrarios. Hay gestos que no se tendrían que hacer, porque son tonterías nada más", insistió.

A este respecto, se le recordó que el entrenador del Sporting, Manolo Preciado, parafraseó a los dicho por su colega del Sevilla, Manolo Jiménez, en la primera vuelta, aduciendo a que el fútbol es un deporte para listos. El ariete tiene su propio punto de vista. "El fútbol es de listos pero no faltando el respeto a nadie y gestos feos, cada uno tiene la conciencia tranquila y sabe lo que hace", remarcó.

Sea como sea, Chevantón considera que el Sevilla intentó en todo momento nivelar el gol de los sportinguistas. "Nos cogieron en los primeros minutos un poco desprevenidos, tuvieron el penalti que paró Palop y, luego, nos hicieron un gol. Pero después estuvimos todo partido jugando en su campo y, aunque con menos oportunidades que otros días, en todo momento intentamos ganarles", recalcó.

Además, este revés, que se suma al encajado la semana pasada ante el Racing,  ha impedido al Sevilla 'hacer la raya' respecto a los equipos de la zona UEFA, y asentarse en la zona 'Champions', aunque ello no inquieta al punta. 

"El objetivo siempre es estar entre los cuatro primeros, es verdad que en dos partidos hemos podido alejarnos un poco más, pero seguimos ahí. Estamos un poco enfadados porque nos podíamos despegar de los que vienen atrás, pero si hubiéramos estado quintos o sextos si tendríamos que estar preocupados. Sólo que hay que corregir algunos errores y mirar para adelante", espetó.

Primero la Copa, luego, el derbi

Pero Chevantón pasa ya página y piensa en los dos importantes compromisos que aguardan al Sevilla en los próximos días, comenzando por la visita al Pizjuán del Athletic, en la ida de semifinales de la Copa del Rey, sin olvidar, luego, el duelo de la máxima rivalidad ante el Betis.

"Tenemos un partido difícil el miércoles contra el Bilbao y hay que sacar un buen resultado para, luego, jugar la vuelta allá. Todos sabemos que el partido del sábado es un derbi, que todos queremos ganar, pero primero está el miércoles. Hoy por hoy el Sevilla está varios escalones por arriba del Betis, y lo demuestran los resultados. Pero un derbi es un derbi y puede ganar cualquiera y más teniendo nosotros un partido tan difícil el miércoles ante el Bilbao, en el que hay que sacar un buen resultado e intentar dejar sentenciada la semifinal", insistió.

Por último, y a vueltas con lo sucedido en El Molinón, Chevantón ve lógico que los aficionados rivales silbaran a Capel, para el que pidió una protección especial, dada la calidad que atesora.

"A los grandes jugadores le sucede a veces, como le pasó en su día a Figo y Ronaldo. Está demostrando que es un gran jugador; hay veces que se habla de proteger a los jugadores como Messi, pero también hay que proteger a jugadores como Jesús Navas y Diego, porque son jóvenes que tienen mucho que aprender, y deben estar tranquilos, nada más", concluyó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios