Kevin Gameiro. Futbolista del Sevilla

"Competía con Papin entrenando para ver quién era mejor definiendo"

  • Desde Estrasburgo a Sevilla, Gameiro repasa su evolución para centrar sus esperanzas en un derbi que desea conquistar El francés sueña con estar en el Mundial de Brasil: "Me toca a mí convencer para volver"

Comentarios 3

Kevin Gameiro camina con la mirada tranquila y la sonrisa inequívoca de sentirse un privilegiado por jugar al fútbol. Observa el césped, se atreve con algunas palabras en castellano y sueña con ser protagonista en un derbi que no conoce pero ya siente. Sus lesiones han frenado su rendimiento en su afán por alcanzar un nivel que le otorgue el pasaporte al Mundial de Brasil, pero su meta es clara y no duda en recordar sufrimientos pasados para sonreír en un presente lleno de retos alcanzables.

-Han pasado más de tres meses y el Sevilla no cumple con todas las expectativas en la Liga, ¿cuáles son sus sensaciones?

-Desde mi llegada todo han sido buenas sensaciones. He tenido problemas físicos como inconveniente y hay que trabajar para que no vuelva a pasar. El inicio del campeonato ha sido un poco difícil, pero la Liga es muy larga, estamos empezando y el equipo comienza a rodar mejor, llegan los automatismos poco a poco.

-Gameiro llegó como el delantero destinado a tener un sitio preferencial en el ataque del equipo. ¿La adaptación fue la esperada?

-Está claro que la adaptación es sencilla. Hay un grupo muy bueno y el técnico puede hacer rotaciones. Cuando salimos al campo hay que disfrutar y buscar hacerse un sitio. He tenido problemas físicos y eso me ha frenado un poco. Pero el objetivo es que no vuelva a suceder porque hay mucha competencia.

-Cuatro goles en la Liga, dos en Europa...

-Cuando uno se lesiona es todo complicado. Pero también debo adaptarme todavía, vengo de un campeonato como el francés, que es muy diferente. El clima también es diferente y quizás con tanto sol los músculos se relajan demasiado (bromea). Hay que ser paciente, he hecho un buen inicio de campeonato y quiero recuperar la mejor forma para ayudar al equipo a mejorar y marcar muchos goles.

-Llega el derbi ante el Betis. ¿Sabe lo que ello supone en esta ciudad?

-Todo el mundo habla del derbi. Paseo por la calle y los que pasean hablan del derbi, los camareros hablan del derbi. Es un derbi auténtico. Perquis, que está en el Betis, me ha hablado del partido y me dijo que era un duelo muy importante, de esos que siempre quieres jugar. En poco más de una semana lo descubriré y veré qué acontece.

-Un Sevilla-Betis trasciende de la importancia ambiental de muchos derbis internacionales. ¿Jugó algún choque así?

-He jugado partidos como el PSG-Marsella, que es como si fuera un derbi, además de otros duelos regionales. Pero dicen que el ambiente aquí es muy diferente. No lo he conocido aún y tengo ganas de descubrirlo.

-¿Cómo ha vivido esta nueva unión con la afición sevillista?

-La afición del Sevilla es muy buena. Cuando estamos jugando partidos animan del primer al último minuto y eso supone un aliciente para nosotros, que sentimos que están ahí para animarnos. Son una parte fundamental.

-¿Qué objetivos se pueden buscar tras este inicio de temporada?

-Los objetivos se marcan en torno a la zona alta de la clasificación, debemos estar luchando entre la cuarta plaza y la séptima. No hay objetivos definidos desde ahora, sólo la misión de ganar partido a partido y ver dónde estamos después de Navidad.

-¿Le sorprendió especialmente el nivel de alguno de los futbolistas del Sevilla a su llegada al club?

-Hay grandes jugadores. Rakitic está muy a gusto en el equipo, Marin también es un gran jugador. Somos un equipo muy joven y hay que tirar también de experiencia para ganar partidos en los que nos encontramos un poco peor.

-Ha pasado por muchos técnicos y ahora es el turno de Emery.

-Emery es un gran entrenador. Le gusta mucho el fútbol, es un apasionado y eso se nota. Siempre vive los partidos con intensidad. Le gusta el fútbol y fue un motivo más para venir aquí.

-Este Sevilla ha cambiado mucho sus intenciones en sus esquemas tácticos. Uno o dos medios de contención, Rakitic en posiciones variables... Desde su posición, ¿cómo lo ve todo?

-Es el entrenador el que elige sus sistemas y nosotros nos adaptamos. Y eso estamos tratando de hacer. También hubo muchas lesiones en el equipo desde el arranque de la Liga y eso hace que haya más variaciones de jugadores. Cuando el equipo esté al completo se podrá ver mejor todo. Es cierto que fuimos algo irregulares, pero creo que se hicieron cosas buenas y hemos jugado ante algunos de los más fuertes de la Liga. El equipo cambió mucho respecto al año pasado y hay que buscar automatismos. Tras tres meses, todo va cogiendo forma.

-Ante el Valencia, el cambio no le sentó bien precisamente...

-Me pareció extraño el cambio, pero es cuestión del entrenador y hay que saber aceptarlo. Después de eso lo hablamos y no hubo problemas por mi parte. Él hizo su elección y no se puede discutir.

-Junto a Bacca, brilló ante el Málaga en punta y anotó dos tantos. ¿Prefiere jugar acompañado por otro ariete?

-Me gusta jugar con otro delantero, todo el mundo lo sabe. Pero el técnico elige y si decide jugar con sólo uno, también me adapto y juego. Hay que saber adaptarse a las necesidades. En Estrasburgo y en París me pasaba lo mismo en muchas ocasiones, es el entrenador el que hace esas elecciones.

-Es una semana de duelos internacionales. Uno de sus retos es estar en el próximo Mundial de Brasil.

-Pienso en el Mundial, todo futbolista quiere jugar una competición así. Si Francia se clasifica, sé que para estar allí debo hacer un gran trabajo aquí, realizar una buena campaña y marcar muchos goles. No quiero ponerme más presión, pero para ir debo ser muy bueno aquí.

-¿Depende de usted, de Didier Deschamps o de la dura competencia?

-Depende de mí, de la competencia, de todo... Pero si marco muchos goles habré hecho mi trabajo y el seleccionador lo tendrá más difícil para elegir. Hay que ser bueno sobre el campo, con tu club, para que te llamen. Tuve un año difícil en París y por eso no pude seguir en la selección. Me toca a mí buscar el camino para volver y convencer.

-Cambió París por Sevilla. ¿Fue sencillo adaptarse a una nueva ciudad?

-Es una ciudad maravillosa. Estamos en noviembre y hace aún sol y vamos en camiseta. París es diferente. Esto es más tranquilo, más pequeño, quizá más familiar. París… es París. Es difícil marcharse de allí, mi familia estaba allí y ahora hay que adaptarse. Ya lo hice en anteriores etapas y seguro que pasa lo mismo aquí. Más aún con sol.

-Llegó a una Liga en la que dos equipos compiten por encima de los demás. ¿Supone eso una deficiencia con respecto a otros campeonatos como el galo?

-En la Liga hay un buen campeonato, pero hay dos o quizás tres equipos por delante. Después, hay otro campeonato con los que vienen detrás. El fútbol aquí es diferente, el juego es diferente. Aquí hasta los últimos de la clasificación intentan jugar al fútbol, en Francia hay más defensa, más sistema, un poco más de juego defensivo. Por eso también vine aquí, pero conocer este juego diferente.

-¿Qué tiene Gameiro que aún no haya visto la afición sevillista?

-Todavía no se ha visto aquí mi mejor versión. Quiero marcar muchos goles y eso aún no se ha visto. Quiero estar al cien por cien de nuevo y eso con las lesiones ha sido complicado. Quiero disfrutar y marcar goles, que para un atacante siempre es básico. Incluso jugando un partido malo, si marco un gol todo se perdona.

-Tendría algún referente cuando era pequeño.

-Cuando era un niño me fijaba mucho en Jean-Pierre Papin, también en Marco Simone o Pauleta, que fueron grandes delanteros en el París Saint-Germain y a los que admiraba. El brasileño Ronaldo también fue una referencia, lo es para cualquier delantero.

-Precisamente Papin fue su técnico en Estrasburgo...

-Papin me entrenó allí. He mejorado mucho de cara a portería gracias a él. Recuerdo que teníamos duelos para medir nuestra definición ante el portero y competíamos para ver quién tenía más acierto.

-¿Y quién ganaba esos duelos?

-A veces ganaba yo, pero otras ganaba él. Todavía tiene calidad…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios