Contaban las lenguas antiguas...

  • El club defiende su derecho a situar su fundación en el siglo XIX, como Recreativo, Athletic o Barcelona, en la exposición '1890. El origen del Sevilla FC' con documentos y amparo legal.

Comentarios 7

El Ateneo, Ybarra, la Banda de Tejera, el Mercantil y el Labradores, la cerámica de La Cartuja, Emasesa... Muy pocas entidades sevillanas pueden presumir de haber conocido ya tres siglos. El Sevilla quiere, y puede, presumir de ser decimonónico también. El club le ha dado forma a su derecho a reivindicar su origen, incluso su fundación, en la última década del siglo XIX. Lo ha hecho con la inauguración de la exposición 1890. El origen del Sevilla FC. Desde ayer se puede visitar la exposición permanente, de forma gratuita hasta el domingo 1 de marzo. A partir de ahora, lo que era sala de trofeos del estadio será la primera sala del museo del Sevilla, que manifiesta así públicamente su compromiso con defender su origen en 1890.

El documento en el que se basa el área de historia del club, dirigida por Carlos Romero, para situar en 1890 no sólo el origen, sino la fundación, es una crónica del diario escocés Dundee Courier. Según la Ley de Asociaciones de 1887, el mero documento periodístico testimoniando la constitución de una entidad le daba carta de validez a efectos legales. Posteriormente, una Real Orden de 1901 obligó a los clubes así fundados durante los últimos años del siglo XIX a registrarse oficialmente, como así hicieron en 1903 el Recreativo -cuya fundación se basa en otro artículo periodístico en 1889, un mes antes que el Sevilla-, y en 1902 el Athletic o el Barcelona, pese a que la fundación de éstos dos últimos constan desde 1898 y 1899, respectivamente. El Sevilla inició los trámites de su registro civil, bajo pena de una fuerte multa, en 1904, según explica Carlos Romero. El 14 de octubre de 1905 se hizo el registro.

Que en 1890 hubo una asociación de spotmen británicos, con mayoría escocesa, llamado Sevilla Football Club, que vestían de blanco para sus matches y al que se fueron adhiriendo aficionados sevillanos, queda claro en la crónica que el corresponsal de Sevilla del Dundee Courier publica el 27 de marzo de ese año. "Primer partido de fútbol en España", titula el diario, que, tras referir el partido entre este club y el Huelva Recreation el 8 de marzo, relata que "hace unas seis semanas -el 25 de enero; el Recre se funda el 28 de diciembre de 1889-, unos cuantos jóvenes entusiastas, residentes de origen británico" se reúnen para "constituir una Asociación Atlética". "Después de debatirlo y tomar unas cuantas cañas de cerveza el Club de Football de Sevilla (sic) estaba debidamente constituido y con sus cargos oficiales electos", dice.

¿Y qué vínculos hay entre ese origen decimonónico y el Sevilla que se registra 15 años después, un 14 de octubre según cuentan las lenguas antiguas? Es lo que trata de demostrar la exposición, aportando documentos de la época, datos y fotos de los socios del club en aquellos años oscuros, como el presidente Edward F. Johnston, el capitán Hugh McColl y el secretario Isaías White Méndez.

El registro de estos socios como miembros del Mercantil, primer campo del Sevilla, desde el siglo XIX; crónicas de distintos partidos; una foto de los socios de 1890 (White, Ritson, Welton...) y de 1905 (José Luis Gallegos, Caballero-Infante, Paco Alba...) juntos en la fundación de un club náutico ya desaparecido; las compañías vinculadas al club, como la Sevilla Waterworks (origen de Emasesa) o la Portillo White, la importancia de las compañías marítimas que traían balones y camisetas de Inglaterra por el río..., van hilando una conexión para que, igual que Tomás metió el dedo en la llaga de Jesús, el descreído pueda escudriñar la historia del Sevilla en esta exposición permanente que defiende que un 25 de enero nació una ilusión...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios