Crítico con el fichaje de Acosta, el tiempo le dio la razón

  • "Sé lo que se paga hoy por jugadores cada vez más chiquitos, pero déjeme que me sonría", decía en 2008.

Comentarios 2

No podrá decirse que Daniel Bertoni es uno de esos personajes que pululan por el fútbol a los que todo le parece bueno y cada fichaje es una buena operación.

La inversión que el Sevilla hizo con Lanús por Lautaro Acosta en 2008 fue comentada por el que fuera ídolo de la afición blanca y ya entonces dudaba de la idoneidad de su fichaje, mucho más de su precio, unos 9 ó 10 millones de euros. "Lo veo jugar acá y ha hecho un buen campeonato, pero no sé qué buscaba el Sevilla, qué necesitaba, ¿un externo (extremo)?, ¿un punta? ¿cuánto pagaron?", decía en la edición de Diario de Sevilla del 31 de mayo de aquel año. Las primeras palabras de Bertoni sobre la promesa que Monchi firmaba eran ésas. "Sé qué cantidades se pagan ahora por los futbolistas y cada vez más chiquitos, pero déjeme que me sonría", contestaba. Bertoni veía a Acosta como un proyecto, nada más. Que lo compararan con él era un sacrilegio. "Todas las comparaciones son feas, pero ésa mucho más. Para empezar, yo mido 1,80 y este chico 1,65. Ya hay una diferencia en la altura, pero ahora espera: cuando yo llegué a Sevilla había ganado nueve títulos. Tres Libertadores, tres Iberoamericanas, una Intercontinental y dos Nacionales. Y aún no he hablado del Mundial ".

Tres años después, el tiempo le ha dado la razón, pero Bertoni es elegante y cuando se le recuerda el asunto, prefiere no colgarse esa medalla de dudoso honor. "Sí, ya, pero no quiero hablar de jugadores. Estamos hablando de Bielsa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios