Deportes

Duscher se va al Espanyol con la carta de libertad

  • Del Nido y Monchi logran buscar acomodo al último de los descartes ahorrando una ficha alta

Comentarios 4

Aldo Duscher cerró en la tarde-noche de ayer su salida del Sevilla para jugar en el Espanyol y con ello la entidad nervionense logra buscar acomodo al último de los descartes, una de las cuestiones que parecían imposible cuando a mediados de julio el equipo se concentró en Costa Ballena con cerca de la treintena de futbolistas y sin la presencía aún de los internacionales que habían disputado el Mundial. Una operación que va a permitir al Sevilla unos ahorros importantes porque sus fichas estaban incluidas dentro del presupuesto.

El jugador argentino cerró un acuerdo a través de su representante, Pedro Bravo, con el club catalán después de que el Sevilla accediera a su marcha con la carta de libertad, toda vez que no entraba en los planes de Antonio Álvarez. En el Espanyol, Duscher ha sido una de las peticiones de Mauricio Pochettino, entrenador también argentino del cuadro periquito, que tenía entre sus prioridades reforzar el centro del campo con un jugador de sus características. Precisamente Lolo también fue tanteado por los dirigentes del Espanyol, pero el futbolista onubense firmó finalmente por Osasuna tras quedar desligado del Sevilla la semana pasada. Con la marcha de Duscher, aparte de ahorrarse una ficha alta, De Nido y Monchi han cerrado el círculo de jugadores descartados que encuentran equipo, ya que Romaric, salvo sorpresa de última hora, seguirá formando parte del proyecto.

Hasta ocho han sido los futbolistas que el Sevilla ha tenido que colocar, siendo el caso más difícil por su altísima ficha el uruguayo Chevantón, que ya fue presentado en el Lecce italiano. A la Serie B también marchó Crespo, concretamente al Pádova, mientras que Armenteros y Casado encontraron acomodo en el Rayo Vallecano, David Prieto en el Tenerife y Tom de Mul cerró su marcha como cedido al Standard de Lieja. A éstos habría que unir a Lolo (Osasuna) y al propio Duscher.

Sólo el costamarfileño Arouna Kone, que sigue recuperándose de la operación de rodilla con que se saldó su cesión en el Hannover alemán, sigue pendiente de futuro, aunque al estar lesionado, lógicamente, tendrá que esperar a la apertura del mercado en enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios