Eizaguirre, Busto, Buyo ...y PALOP

  • El consejo manda a la plantilla un mensaje de compromiso al presentar con todo el boato la renovación del capitán · "Mi ilusión es retirarme aquí", dice el portero

Comentarios 2

"No es habitual la presentación de la renovación de un jugador, pero los momentos de este vídeo lo explican". Así abrió Del Nido un acto especial. Un acto que atiende más a esos pequeños detalles que tanto tienen que ver para que al final el balón entre en la portería contraria. El protagonista de ese vídeo ya peina canas, lógico si se repara en que cumple 37 años el próximo 22 de octubre. Y con la firma de su renovación por dos campañas más, se compromete a jugar para el Sevilla hasta que las 39 primaveras asomen por la bocana de este escenario milagroso -de milagros, él entiende un rato- que es la vida. Serán dos temporadas más... o tres: el homenajeado piensa convencer al club para que esa opción por otro año más se haga efectiva y frise los cuarenta vestido de portero. El vídeo mostró al héroe de Donetsk, de Glasgow, de la pasada Copa. A Palop.

un gesto al líder

Este Sevilla no da puntada sin hilo, y ese cálido abrazo a Palop, al gran capitán, quiere servir de estímulo a la plantilla ahora que asoma una eliminatoria que marcará el destino de la temporada, el cruce con el Sporting de Braga. "Cuando llegué tenía ilusión por crecer y disfrutar, pero nunca podía imaginar mi nombre entre los grandísimos porteros que ha tenido este club", dijo Palop con la voz un tanto debilitada -"estoy sudando, y más nervioso que en un partido", reconoció- ante tanto halago.

Porque antes de que iniciara su turno de agradecimientos, Palop oyó a Del Nido, su presidente, enmarcar su figura en la historia de la entidad. Y lo hizo parafraseando a Manuel Machado y su célebre poema sobre las ocho provincias andaluzas, cuyo último verso es "...y Sevilla": "En once décadas tuvimos a grandísimos porteros como Valenzuela, Eizaguirre, Busto, Mut, Superpaco, Buyo, Unzué... y Palop".

lo que está por llegar

El guardameta valenciano, que afronta su sexta campaña en Nervión, sabe de memoria el discurso que marca los días y las horas en la entidad, y a él se remitió para expresar lo que siente con su renovado compromiso: "Gracias a mi esfuerzo y el de mis compañeros he podido renovar en una entidad como pocas en el mundo, y ahora voy a trabajar si cabe más, porque lo único que hay para mí es mirar a lo que está por llegar".

No se toma su ampliación de contrato como un camino de vuelta, como un retiro dorado a la sombra de su figura: "Hay que seguir creciendo, siempre hay cosas por ganar y cosas por aprender, y este acto no es una despedida, es una prolongación", recordó.

altibajos y lesiones

Al margen de simbolismos, si Palop ha firmado otro contrato por dos años más, ha sido por su carácter para salir del bache y recuperar un nivel óptimo. Muchísimo tuvo que ver en el trofeo que lucía ayer a su derecha, la Copa del Rey. Reconocía que tuvo momentos de dudas, y confía en que no vuelvan: "Cuando juegas tanto tiempo en un equipo, das un nivel y a veces no lo das, somos personas y tenemos rachas. Esperemos que esas malas rachas duren lo menos posible. Hay que tomárselo con naturalidad, aunque para mí lo peor han sido las lesiones". Sabe el ex valencianista que, por veterano, afloran dolencias que antes no afloraban. Es su gran temor.

espina roja y gualda

Atrás deja Palop un lustro con muchos momentos de júbilo, pero también alguno ciertamente amargo. El que más -lógicamente, Puerta- "no hace falta recordarlo". Pero también tiene una espina clavada con ese debut con la selección absoluta, que al final se le escapó de los dedos: "Ya es una posibilidad lejana. No me quiero engañar. Cuando hizo la última lista de cinco porteros ya no estaba yo. Pero la selección no es lo más importante para mí, lo es mi club. Lo que estoy disfrutando y lo que me está dando no lo cambio por nada".

primero, la supercopa

Su satisfacción viene sobre todo por el crecimiento deportivo del Sevilla, que es el suyo propio. Aspirar a ganar cosas. Por ejemplo, la Supercopa que ya asoma el sábado: "Hay que afrontarla con la máxima responsabilidad y seguridad. No podemos no prestarle atención al Barça, no te puedes desconcentrar". Y quita importancia a la ausencia de los internacionales españoles en la ida: "Puede ser que en la ida en casa, con nuestro público, tengamos cierto favoritismo, pero tienen una cantera extraordinaria, con un patrón muy definido".

¿otro año más?

El acto acabó con un deseo que comparten portero y presidente, que en un par de campañas se rubrique ese año opcional: "Cuando Monchi me planteó su renovación, pensamos en dos años y un tercero opcional para que se retire bajo nuestra disciplina, ya que el rendimiento que ha dado ha sido el más laureado de la historia del Sevilla. Andrés tiene cuerda para rato. Su condición física y honradez profesional nos dirá cuándo terminará su contrato".

"Mi ilusión es retirarme aquí. Estos colores son los que corren por mis venas". Lo dice Palop, hoy portero y en un futuro, leyenda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios