Emery alucina a N'Zonzi

  • La sensación de la pretemporada cree que el técnico puede enseñarle mucho y celebra que se quedara en el Sevilla. "Todo el mundo me habla del gol de Mbia", dice.

Ha llamado muchísimo la atención en la concentración en La Manga. Steven N'Zonzi es una especie de Mbia con ciertas improntas de Kanoute. Elegante pero fuerte, agresivo pero tácticamente ordenado. El francés, con la buena pinta de todo lo que ha dejado, tiene mucho margen de mejora. No conoce el idioma (la entrevista se realiza en inglés) y tampoco cómo es exactamente la Liga, pero señala a Unai Emery como la principal piedra del proyecto y quien puede enseñarle más. "Es un muy buen entrenador, muy pasional. Puedes verlo en cada cosa, en cada momento... Todo lo que hace es al cien por cien. Ha tenido ofertas fuertes y es muy bueno para el Sevilla y para nosotros que se haya quedado aquí", explica al tiempo que asegura que debe ser un buen profesor para él: "Yo creo que sí, pero también dependerá de mí, de si soy un buen estudiante, o un alumno (risas). Estoy seguro de que voy a aprender mucho con él. Y del grupo. Todos podemos aprender de todos. En fútbol cada día aprendes algo nuevo".

Su llegada es para cubrir el hueco de un jugador de su corte, pero distinto. Más elegante y táctico que Mbia, sabe que fue un centrocampista importante y que dejó huella en la historia con el gol en Valencia que metió al Sevilla en la final de Turín. "Mucha gente me ha hablado de él y de ese gol, de esa semifinal. Es un buen jugador, lo conozco porque jugó también antes en Inglaterra en la Premier League y es un jugador muy físico, un gran futbolista", matiza.

N'Zonzi no ha empezado a competir en serio. No puede comparar España con Inglaterra, pero tiene la fórmula: "Tenemos que ser un equipo fuerte. La Liga española es fuerte. No sé si más o menos que el fútbol en Inglaterra porque no he jugado todavía, pero la Premier es muy, muy dura. Estoy acostumbrado. De lo que he visto del Sevilla, sé que es un equipo muy táctico. Juegan todos juntos y luego hay buenos jugadores que deciden".

El ex jugador del Stoke se ha encontrado un grupo muy unido en La Manga y está encantado con ello: "Estoy muy bien, muy bien, de verdad. Es buena gente. Todo el mundo ha estado muy agradable conmigo. Y eso hace que todo sea más fácil. El ambiente es diferente que en Inglaterra, porque la gente es distinta. Yo había escuchado que había gente divertida y que es como una familia y es verdad. No se habían equivocado. ¿Si es el clima? En todos los sitios en los que el clima es bueno, la gente te da su calor y aquí hay sol y buena gente".

Para su adaptación el idioma es una barrera ahora, pero están los franceses, que son muchos. "Realmente no es muy importante que haya varios, pero es mejor para integrarme en el grupo. Es más fácil porque ellos hablan mi lengua y es mejor para mí. Es un punto más a favor", explica el centrocampista galo, que reconoce que tiene algunos problemas con las explicaciones de Emery en los movimientos tácticos y en los entrenamientaos: "Sí, está siendo difícil, sobre todo al principio, pero uno de los asistente sabe hablar francés (Juan Carlos Carcedo) y él siempre me lo explica todo y los jugadores también cuando no entiendo algo".

En este sentido se ha escuchado a Carcedo en alguna sesión justificarle que prefiere no abusar del francés con él en el trabajo porque el resto de franceses aprovechan para hablar en su idioma: "(Risas). Sí, es importante aprender español y en los entrenamientos tenemos que hablar español. Eso lo tenemos que tener claro".

Por último, da su opinión sobre la opción de varios de los franceses del equipo de jugar en la selección bleu. "Es una posibilidad y algo que nos puede hacer trabajar más. Pero tenemos que hacerlo bien para el club y no se sabé qué puede pasar", termina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios