Escudé espera superar al Braga: "Hay que tener confianza"

  • El jugador ha reconocido el contratiempo que supone la marcha de Squillaci, pero afirma que los jugadores deben centrar en su trabajo, que es "ganar partidos".

El defensa del Sevilla Julien Escudé ha comentado que confía en superar este martes al Sporting de Braga, en la vuelta de la previa de la Liga de Campeones, ya que, pese al 1-0 que traen los lusos de la ida, los hombres de Antonio Álvarez tienen una "confianza" que se basa en todo "lo bueno" que han hecho hasta ahora.

Y es que el francés no piensa en absoluto en decir adiós a la máxima competición continental. "Confianza hay que tener, además, hay mucha ilusión porque sabemos lo que es jugar la Champions durante todo el año contra grandes equipos. Hay que pensar en lo bueno que hemos podido hacer. Hay que estar muy atentos atrás y muy concentrados porque vamos a jugar en casa, sabiendo que ese gol en contra va a ser complicado para nosotros", explicó.

Igualmente, señaló que espera a un Sporting de Braga "concentrado e ilusionado" porque los lusos "se juegan mucho", como le sucede al propio Sevilla que, sin embargo, irá a por el triunfo con decisión.

"Manejar el partido tampoco será fácil para ellos, pese a esa ventaja de un gol estarán replegados como en la ida, sabiendo que tienen jugadores rápidos arriba para el contragolpe y una defensa fuerte", señaló.

Escudé Rueda de Prensa Champions from www.sevillafc.es on Vimeo.

Otro asunto que abordó Escudé fue el de los posibles cambios en el once inicial sevillista, tras la acumulación de partidos que ya tiene en este mes el bloque nervionense. "Lo teníamos en cuenta, sabiendo que nos jugamos mucho durante el mes de agosto y la rotación era algo importante", admitió.

Por otro lado, Escudé comentó cómo se ha tomado el equipo la repentina marcha de Squillaci al Arsenal, con su negativa a jugar minutos antes de esa ida ante el Sporting de Braga.

"Nos quedamos entrenando antes de ese partido, con la alineación que hizo el entrenador, después hizo su charla y no sé la discusión que han tenido con él. En el vestuario luego dijo el entrenador que había un cambio de última hora y nos hemos quedado un poco sorprendidos, pero luego comprendimos que era porque Sebastien tenía la oportunidad de cambiar de club y creo que él quería irse. Estoy un poco sorprendido, pero son cosas del fútbol", indicó.

Con todo, el galo admite el contratiempo que supone la marcha de su compatriota. "Es un jugador importante de la plantilla, internacional, y perderlo es algo difícil y en este momento aún más, por los partidos que nos jugamos. Pero qué vamos a hacer, es lo que hay. Los jugadores tenemos que pensar en nuestro trabajo, que es ganar partidos", añadió.

Por último, Escudé apeló a la unión con la grada, pese a los últimos malos resultados del Sevilla. "La Liga no ha empezado todavía aunque la gente quiere que siempre ganemos. Vamos a perder más partidos durante este año pero la afición debe tener en cuenta que si nos sigue apoyando sabe la calidad que tenemos y que podemos alcanzar los objetivos del club", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios