Estambul y Moscú, historias distintas

  • Los pesos pesados de la plantilla prefieren ver diferencias a similitudes entre las citas ante al CSKAy el Fenerbahçe · De la prudencia de Palop a la ambición de Adriano

Segunda presencia del Sevilla en los octavos de final de la Liga de Campeones y el objetivo vuelve a ser el mismo que hace dos años poco más o menos, cuando el rival era el Fenerbahçe turco y los sevillistas partían con el cartelito de favoritos colgado por los analistas. La idea, obsesiva si cabe, es entrar en la historia del club y meterse por primera vez en los cuartos de final de la máxima competición continental. Claro que para ello los blanquirrojos deberán superar el escollo del CSKA de Moscú, algo para lo que pueden aportar su experiencia de aquella eliminación hombres como Escudé, Adriano, Renato, Jesús Navas o Palop, que participaron directamente en aquellos duelos ante el Fenerbahçe.

Julien Escudé formó, curiosamente, pareja con Dragutinovic, como ahora, en los dos partidos de aquella eliminatoria ante el Fenerbahçe. El francés, además, fue el autor del segundo gol sevillista en Estambul –el primero lo marcó en propia puerta Edu Dracena–, pero no considera que se deban buscar demasiadas similitudes entre una eliminatoria y otra: “Los equipos son distintos. Todo es diferente, las plantillas, el estado de ánimo, muchas cosas… Por eso no podemos repetir exactamente lo mismo. Allí hicimos un buen partido fuera, el ambiente va a ser distinto, el contrario, todos esos son cambios y detalles que hacen que cada partido tenga sus cosas en juego. Nosotros estamos bien, pero es la Champions, es un equipo que no conocemos mucho, es un campo distinto, con césped artificial y eso es algo nuevo para nosotros. Tenemos que adaptarnos y lo que sí nos va a servir es la Copa del Rey, que son dos partidos, una ida y una vuelta de 90 minutos”, estima Escudé.

Más curiosidades coincidentes. Adriano fue lateral izquierdo en los dos encuentros contra el Fenerbahçe con el añorado Daniel por la derecha. El brasileño sí admite algunas similitudes respecto a aquella eliminatoria de hace dos años, aunque advierte que la experiencia servirá para corregir los errores: “Claro que sí aprendimos muchas cosas. Desde aquel día hasta hoy hemos adquirido mucha experiencia, en este partido tenemos que tener mucho cuidado. Sabemos que ellos tienen muy buen equipo, han fichado muy buenos jugadores y eso de que están al final de la pretemporada no nos lo creemos nosotros. Seguro que van a salir a tope y debemos tener la tranquilidad, la paciencia y la experiencia, eso va a contar mucho”.

Otro futbolista siempre importante es Palop. El guardameta admite que aún tiene aquella espinita clavada de Estambul y, en este caso, aboga por no cometer el mismo error de buscar el partido cuando éste se halle en una situación cómoda para los intereses nervionenses. “Tenemos esa experiencia y ahora sabemos que son dos partidos y hay que saber manejar el resultado en cada momento. De inexperiencia no creo que se pecara, lo que sí hubo fue un exceso de ambición, de querer ir a ganar ese partido y a lo mejor el 2-2 hubiera sido un resultado que nos permitía pasar. Claro que cuando uno está metido dentro del campo quiere ganar siempre y esa experiencia que pudimos acumular teniendo ese error, creo que nos va a servir en este partido”, considera Palop.

Mucho más parco en palabras, como casi siempre, se muestra Jesús Navas, mucho más cómodo con el balón en los pies que con una grabadora delante. Pero el palaciego sí matiza que su equipo rindió entonces a un buen nivel y le faltó algo de fortuna. “Aquello fue una eliminatoria muy disputada y nos faltó un poco de fortuna, pero debemos salir con la máxima intensidad para buscar el triunfo desde el principio hasta el final. Ésa es la actitud”, vaticina el extremo derecho.

El epílogo corre a cargo de un Renato que entonces tenía un papel mucho menos protagonista y sólo entró en uno de los partidos como suplente. “Sabemos que podemos sacar algo positivo y ahora lo que no debemos es equivocarnos. Entonces era una eliminatoria en la que podíamos llegar a los cuartos, que era lo que todo el mundo deseaba, pero perdimos en la tanda de penaltis, aunque también ganamos una UEFA por eso. Lo mejor es no volvernos a equivocar como entonces. Es un rival también de tradición en la Liga de Campeones, pero sí va a cambiar el césped, el clima, mucho más frío. No estamos acostumbrados al césped, pero vamos a intentar hacer un buen partido, traer un buen resultado y pasar a los cuartos si Dios quiere”, analiza el centrocampista brasileño.

¿Se pagó entonces la novatada? “No lo sé, la Champions no es como la UEFA, son partidos de otro nivel, los detalles son aún más importantes. Juegas contra contrarios que no conoces, son casi todos internacionales, con grandes equipos. La experiencia sí se ve diferente con grandes equipos, como Manchester, Milan, Chelsea, son todos grandes jugadores y se aprende mucho. La idea ahora es jugar bien aquí, marcar un gol fuera de casa, ya que eso da miedo al contrario, porque piensa que tenemos peligro y podemos marcar en cualquier momento. A ellos los frenaría y un gol fuera de casa sería siempre bueno”. Así se expresa Escudé mientras que Adriano apunta que “entonces faltó un poquito de atención y ahora ya la hemos adquirido. Ahora las cosas nos tienen que salir mucho mejor que entonces”.

Renato sí admite que hubo algo de novatada. “Era el estreno en Champions, tuvimos la fortuna de coger a un rival que no era uno de los cocos, pero la experiencia siempre es válida y ojalá la hagamos valer para llegar a los cuartos. Es como si fuera a partido único, lo que ha hecho el Manchester con el Milan. Es verdad que hay que jugar otra vez en casa, pero se sale con esa intención de ganar esa tranquilidad para la vuelta y lo vamos a intentar”, apunta como objetivo el brasileño en la misma línea que Jesús Navas: “El equipo lo dio todo en ese momento, tuvimos nuestras opciones y fuimos a por el partido, es la manera en la que tenemos que salir, ir a por el encuentro e intentar ganar. Son muy fuertes, pero tenemos que salir a por el partido en su campo y ya pensaremos en el siguiente”.

Esta ambición contrasta, sin embargo, con la prudencia de Palop, mucho más sereno en esos vaticinios: “Sentenciar en la ida va a ser difícil, nos preocupa más sacar un buen resultado, marcar algún gol y por mucho ritmo que tengan ellos si nosotros hacemos nuestro fútbol en Sevilla y con esa gente les sería muy difícil. Sirve la experiencia de Estambul, pero asegurando más el resultado y no venir con un marcador adverso que tengamos que remontar en Sevilla”. Palabra de Palop, lo contrario que Dragutinovic que, educadamente, excusaba hablar porque no le dio suerte en la previa ante el Arsenal y el Unirea. Ahora será el propio juego quien se encargue de demostrar si aquello de Estambul tuvo o no algo que ver con esto de Moscú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios