Iborra y la seguridad traen los dos triunfos seguidos

  • El Sevilla de Emery ya concatenó dos victorias, ante Granada y Rayo, pero las dos fueron en Nervión.

Puede que sea coincidencia y puede que no, pero el dato está ahí. La apuesta por los dos medios centro y Rakitic más liberado como mediapunta, con Iborra como protagonista en la tarea específica de mediocampista de posición ha traído la concatenación, por primera vez en mucho tiempo, de dos triunfos seguidos, uno fuera y otro dentro. No es la primera vez que Unai Emery logra dos victorias consecutivas en la Liga, puesto que el Sevilla ganó este mismo año en una misma semana, lunes 28 de enero y domingo 3 de febrero, a Granada (3-0) y Rayo Vallecano (2-1). Pero los dos partidos fueron en Nervión. Ahora, en cambio, y tras lograr romper el maleficio como visitante y golear en el derbi, el Sevilla ha cobrado la suficiente confianza gracias a su mayor seguridad defensiva. Y ahí hay que destacar la figura de Iborra.

Sin ser tan vistoso para el aficionado como M'Bia o Cristóforo, el valenciano ofrece al sistema defensivo un trabajo tan necesario como a veces oscuro para que todo el entramado tenga firmeza y esté bien cimentado.

Acompañado por Carriço, Cristóforo o M'Bia, Iborra ha sido crucial en estos dos triunfos. Sus coberturas a los laterales, sus ayudas a los centrales, su capacidad para ganar balones aéreos y divididos y su tendencia innata para ver el fútbol siempre desde el prisma defensivo se antepone a los errores que pueda tener con el balón en los pies. Además, el valenciano es otra poderosa arma aérea ofensiva, tanto en juego como en la estrategia. Un cabezazo al palo y otro a la red ante el Betis lo ratifican.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios