"Ilusiona poder ganar"

  • Emery sólo piensa en el Espanyol y confía en un Rakitic centrado

Con rostro serio compareció Unai Emery ante los medios de comunicación para valorar el trascendental encuentro ante el Espanyol con el que pretende sacar al equipo de la mala racha liguera y de su incapacidad para ganar fuera de su feudo.

El optimismo reinó en su valoración del duelo de hoy: "La exigencia que tenemos sobre el partido tiene varias connotaciones. La principal es la clasificatoria, y también la capacidad de plasmar en victorias los partidos de fuera. Son los dos retos principales del partido y en los que nos centramos".

Momento para seguir tirando de rotaciones tras los cambios ante el Slovan: "Jugando muchos partidos tenemos la opción de alternar futbolistas. El jueves jugaron muchos que no lo estaban haciendo, y en varios casos llamaron a la puerta y pidieron continuidad. Eso es lo que queremos, aunque también es cierto que necesitamos a gente que esté fresca mental y físicamente, porque hay que hacer un esfuerzo grande. Lo que nos ilusiona es poder ganar".

Muchas miradas se centrarán en la figura de Beto, que fue protagonista con su error en la pasada jornada ante el Celta y que mantendrá la estima del técnico sevillista: "Hay confianza total. Los errores se suceden a lo largo de la temporada y cuando es del portero se expresan más. Por un error puntual no vamos a castigarlo porque sería castigar el sistema de juego".

En la misma línea se mostró Emery acerca de la situación de Rakitic, que llega apercibido de sanción en la antesala del derbi ante el Betis tras el descanso por los choques internacionales: "El partido es tan importante que pensar en el siguiente sería negativo. Él está muy centrado en cada partido que juega y luego sabe que se va con la selección. Va a jugar con la limpieza que requiere el partido y queremos que para el siguiente esté, pero para ello no debe restar nada. Tiene que olvidarse de la selección y también del Betis".

Mientras, la preocupación de Emery es el Espanyol, equipo ante el que quiere dar un salto en la clasificación tras un inicio irregular y la ausencia de éxitos a domicilio: "Tenemos otro reto. Si ganamos, pasamos al Espanyol, que empezó bien y se ha quedado un poco atrás. Para ellos es muy importante porque si no ganan empezarán a mirar un poco abajo, y va a ser un partido muy duro por la necesidad de los dos. El Espanyol transmite intensidad, contacto y buscará el juego dividido. Tenemos que estar presentes por el nivel de juego de sus hombres de arriba, porque tiene gente que desequilibra y en casa se sienten cómodos. Tienen también a gente que está teniendo incorporación a gol, como Víctor Sánchez o Thievy. Están teniendo mucho equilibrio defensivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios