Real Sociedad - Sevilla FC · Informe técnico

Insulso sin presión; un pelele sin balón

  • El once de Míchel culmina un decepcionante debut con una sola llegada a puerta y dos cambios que acabaron de enterrarlo.

Comentarios 3

Míchel tuvo un desafortunadísimo debut como entrenador sevillista en Anoeta en un partido en el que apostó por una novedosa puesta en escena sin ritmo pero aparentemente con más cabeza que acabó sin nada de nada: un Sevilla sin sangre y sin la posesión del balón, el único activo que tuvo durante una parte de la noche que, si bien era en zonas donde difícilmente podía hacer daño, acabó siendo entregado con la elección de los hombres que se iban a ir a la caseta, Reyes y Campaña. Con ambos en liza, los rojos tuvieron criterio para mantener la pelota, aunque muy lejos de la portería rival. El utrerano, alineado en el centro del campo junto a un Trochowski que no ayudó en nada, recibía en zonas muy atrasadas.

Defensa

La presión adelantada que ordenaba Marcelino pasó a mejor vida con Míchel. El Sevilla espera ahora a su rival casi hasta que éste llega a la línea del centro del campo. Sólo en las bandas apretaba y con ello conseguía correr menos riesgos en las transiciones. Aunque Reyes y Trochowski ayudaban poco a Campaña, el triángulo lograba mantener la posición del equipo, que rara vez se descolocaba. Sólo algún desajuste en un par de balones que sorprendieron a Fazio a su espalda se pudieron ver en la primera mitad, pero todo fue distinto en la segunda, en la que varias pequeñas grietas que ya se atisbaban en el casco se convertían en vías de agua. Xabi Prieto ordenaba a la Real desde la derecha, a Campaña, un jugador no hecho para cerrar, se le venía todo encima ante el absentismo de Negredo y de Trochowski. Así, empezaba a ser habitual ver a jugadores fuera de su zona habitual, saliendo a tapar metros de otros.

Ataque

Uno de los grandes problemas fue la posición de Reyes, demasiado atrás. El utrerano tenía que hacer conducciones muy largas que acababan casi siempre en nada. El otro problema fue Negredo. Ni se quedó con ningún balón ni taponaba la salida de la Real. El vallecano contribuyó negativamente en la génesis de los dos goles realistas, uno por no acudir a la presión y otro por una pérdida con todo el equipo arriba. Sólo Campaña ofrecía buenas sensaciones en la circulación, pero muy lejos y a menudo sin poder seguir la jugada porque tenía que volver a ocupar su sitio atrás.

Virtudes

Pocas, la verdad. El desparpajo de Campaña para pedir y distribuir el balón, el poder de mando y agresividad de Cala... Pero son dos jugadores jóvenes que han de mejorar.

Talón de Aquiles

Los cambios empeoraron al equipo ante la necesidad de remontar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios