Javi Varas: "Estamos en el mejor momento desde que llegó Marcelino"

  • El guardameta cree que el derbi "será muy igualado" · Lamenta la ausencia por sanción de Kanoute.

Comentarios 2

El portero del Sevilla Javi Varas ha destacado que su equipo, a pesar de su sequía goleadora, está "en el mejor momento" desde que el técnico Marcelino García Toral empezó a trabajar a principios de verano, aunque cree que el derbi del próximo sábado contra el Betis "será muy igualado".

Javi Varas ha declarado en una rueda de prensa que tiene "muchas ganas de que llegue ya el sábado, de vivir el ambiente de un derbi", aunque ha precisado que, pese a llevar "toda la vida" en el Sevilla, nunca ha disputado un partido ante el Betis en ninguna categoría.

Ha afirmado que "como sevillista" sabe que es "un duelo muy especial" y ha añadido que "es verdad que la línea de resultados es buena para el Betis", pero ha recalcado que el Sevilla también ha encontrado su "identidad y el equipo está en línea ascendente", a pesar de caer en Copa ante el Valencia y empatar con el Espanyol.

El guardameta sevillano ha dicho que esos dos encuentros muestran que han "encontrado lo que el 'míster' quería, el Sevilla que quiere atacar, que presiona en el campo contrario", con independencia de la falta de gol, y ha recordado que contra el Espanyol (0-0) crearon "catorce ocasiones y el equipo puso todo en el campo".

El canterano ha lamentado la ausencia en el derbi por sanción de su compañero Frederic Kanoute y ha apuntado que cree que el malí "no sabía que tenía cuatro amarillas" y que, tras ver la quinta, "luego estaba muy dolido en el vestuario. Su baja es muy importante, pero hay compañeros que podrán hacerlo bien", ha asegurado.

Javi Varas ha revelado que él es el encargado de decirle en el vestuario a compañeros foráneos como el alemán Piotr Trochowski, el croata Iván Rakitic, el bosnio Emir Spahic o el chileno Gary Medel "lo que es un derbi sevillano", pero ha insistido en que sobran las palabras porque "cuando vean el ambiente lo van a saber".

"No es un partido cualquiera, son más de tres puntos. La ciudad está dividida en dos, es muy especial, y ellos lo podrán comprobar durante estos días", ha subrayado el meta sevillista, para quien "un derbi es un derbi, no hay favoritos; las posiciones en la tabla tienen poco que decir, y la motivación está por encima de todo".

También ha alabado el juego del Real Betis en Barcelona, "sobre todo el descaro, el no especular", y ha advertido de que sus delanteros, Roque Santa Cruz y Rubén Castro, "tienen estilos distintos aunque los dos son peligrosos, pero no sólo están ellos: también Salva Sevilla, Jorge Molina u otros te pueden hacer daño".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios