Jesús Navas, ¡vaya añito!

  • El palaciego dice adiós a lo que resta de temporada al detectársele una fractura interna en el peroné · Seis semanas, periodo de baja estimado por los médicos.

Comentarios 3

Nada es como uno quiere. A Jesús Navas, después de ganar el Mundial de Sudáfrica con la selección y de cuajar su mejor temporada en el Sevilla, después de renovar con un gran contrato, no se le podía pasar por la imaginación que la presente campaña iba a ser un calvario para él. El internacional palaciego sólo había sufrido una lesión grave a lo largo de su carrera, en un instrascendente partido de Copa ante la Segoviana, y en la 2010-11 ya lleva dos. Si un problema en el tobillo le obligó a perderse prácticamente la primera vuelta del campeonato entera y precisó hasta de pasar por el quirófano, ayer se supo que el extremo ha dicho prácticamente adiós a lo que queda del presente ejercicio.

El jefe de los servicios médico s del Sevilla, Juan Ribas, hizo público a primera hora de la tarde de ayer que Jesús Navas sufre "una fractura de estrés en el tercio distal del peroné izquierdo" después de que al jugador se le realizasen unas pruebas médicas en vista de que las molestias no desaparecían. El extremo sevillista arrastra dolores en la zona del peroneo y el gemelo desde que acabó el partido ante el Zaragoza, en el que sufrió un golpe.

En principio no se le dio importancia y el futbolista siguió entrenándose, pero tuvo que parar al aumentar molestias. Tras realizarle la semana pasada una resonancia magnética y un TAC no se apreciaron lesiones óseas, pero el dolor no remitía y llegó el día de la convocatoria para Mallorca y Manzano confirmaba que el palaciego era baja, aunque, según sus palabras, el asunto no revestía gravedad y el periodo de ausencia de Navas se preveía para una semana. Sin embargo, ni el pasado lunes ni ayer martes el futbolista ha podido volver a los entrenamientos, así que se decidió someterlo a una prueba más sofisticada, una gammagrafía ósea, que determinó que el extremo sufre una fractura interna (por eso no se veía en el TAC) en el peroné. El futbolista, en principio, no necesita cirujía y un periodo prolongado de inactividad será la que cure la lesión.

El tiempo estimado por los médicos para la recuperación de Jesús Navas se sitúa "entre cuatro y seis semanas", aunque más seis que cuatro, lo que va a significar que el futbolista tenga muy justo llegar al final del campeonato, que termina este año el 22 de mayo. Significa que la temporada ha concluido para él. Con siete encuentros para el final de Liga en los que el Sevilla se va a jugar sus aspiraciones europeas, no parece sencillo que el palaciego vaya a volver a jugar, pues, además, es un hombre al que le cuesta coger confianza después de las lesiones.

Así, un futbolista que ha disputado estos años de media 40 ó 45 partidos va a completar su peor año desde el siguiente a su debut. Siempre fue el jugador más utilizado por los entrenadores y el que lideraba el ranking de minutos jugados. Este año, sin embargo, ha disputado sólo 15 encuentros de Liga, la mayoría de ellos después de la lesión en el tobillo que sufrió al recibir un golpe en el partido ante el PSG en el Sánchez-Pizjuán y que le hizo pasar por el quirófano del doctor Mikel Sánchez en Vitoria después de jugar incluso algún partido, como el debut de Manzano en Dormund frente al Borussia.

Ésos fueron los únicos partidos que jugó de la liguilla de la Liga Europa, aparte de los dos encuentros ante el Oporto. A su aportación al Sevilla esta temporada habría que añadirle los 4 partidos de agosto, la Supercopa de España y el play off de Champions ante el Braga, y alguno de Copa del Rey.

Una muy mala noticia para el sevillismo y también para Manzano, que pierde a un efectivo fundamental en su esquema de juego, capaz de intimidar a cualquier rival con su sola presencia en el terreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios