Jiménez pasa del runrún

  • "Estoy por encima de todo eso", dice el técnico, que espió al CSKA Moscú, rival en Champions, en el torneo de Marbella

Comentarios 6

El día después de ese cambio que dio un giro a la ida de las semifinales de la Copa del Rey nos encontramos a un Manuel Jiménez impermeabilizado con el runrún del exterior, ese permanente debate que le persigue y que hasta ha dejado de cansarle. Simplemente es que se le ha metido en la epidermis y su cuerpo ha aprendido a convivir con él. El entrenador del Sevilla terminó el entrenamiento de ayer y, sin comer, cogió un coche para desplazarse a Marbella, donde el rival del Sevilla en la Champions, el CSKA Moscú, jugaba ante el Elfsborg sueco un partido en la pretemporada que lleva a cabo en España.

Haciendo partícipe a Ramón Vázquez y a Jesús Calderón de sus reflexiones en el día después de ese cambio que tan mal sentó a la afición y al final acabó dándole la razón a quien lo planeó, Jiménez también quiere frenar la euforia, recordando que el nombre del Sevilla aún no está en la sede de la Federación como finalista. "No, ya lo dije en la rueda de prensa posterior al partido, que queda todavía la mitad de la eliminatoria por jugarse. Cuando los acontecimientos se finiquitan es cuando se puede hablar. Tenemos encarrilado el pase a la final, pero si la afición está haciendo planes y está pendiente de dónde se vaya a jugar, nuestra obligación es otra, es trabajar con seriedad", comenta.

No esconde el arahalense que se ha dado un gran paso, que si bien el resultado no es definitivo, sí es alentador: "Jugamos un buen partido, dejamos nuestra portería a cero y logramos un resultado bueno, pero no concluyente".

Es obligado pedir la opinión de Jiménez sobre la reacción del público cuando, con 0-0 y en el minuto 36, quitó a Negredo para meter en el campo a Romaric. Un cambio casi calcado a cuando en Stuttgart Luis Fabiano fue el sacrificado por Duscher, movimiento que al final cambió para bien el desarrollo del encuentro. Pero Alemania, claro, no es Nervión. "Yo no quiero hablar de eso. Es pasado, y sólo pienso en el viaje a Zaragoza. Me centro en el próximo partido y no quiero ni hablar de eso ni que se hable más".

Jiménez se refiere luego a ciertos encuentros jugados en el Sánchez-Pizjuán en los que ha habido falta de conexión en las líneas y el rival se ha aprovechado de ello. Por eso, quizá sale a relucir el debate de los dos delanteros y sus riesgos o la opción de reforzar el centro del campo. El técnico escabulle la respuesta, pero explica en un tono revelador su estado de ánimo, amén de dejar claro que no atenderá a las peticiones de nadie. "Yo plantearé los partidos como más convenientemente crea y no con arreglo a lo que me pidan. Que no me pidan nada. Yo estoy por encima de todo eso. El entrenador soy yo y decido yo, con todas las consecuencias, cuando se gana y cuando se pierde".

"Ha habido partidos que no salieron como se esperaba por falta de concentración y falta de frescura. Sonará a excusa, pero de ocho defensas en la plantilla tenemos sólo tres. Estamos haciendo una temporada muy meritoria y positiva a excepción de algunos partidos. Pero que lo cuente quien tenga que contarlo…", enfatiza el técnico, que vio in situ al CSKA Moscú y se hizo una idea de lo que se puede encontrar el día 24 en la ida de octavos de final de la Champions, otro gran reto que, como la Copa del Rey, puede marcar la temporada. "Éste no es el escenario que nos vamos a encontrar allí, ni es el estado físico que tendrán dentro de veinte días porque están ahora en pretemporada, pero nos sirve para ir viendo ciertas cosas que nos puedan servir para preparar la eliminatoria", comenta el preparador, que añade: "Allí nos van a apretar, está claro. Éste no es el nivel, pero se ven cosas. Hoy ha sido muy superior a su rival, aunque al final se ha relajado algo en defensa. Ni los conocía. Es la primera vez que los veo, aunque los técnicos ya llevan tiempo siguiéndolos. De todas formas, no debemos obsesionarnos todavía, pues aún quedan muchos partidos".

Por último, comentó lo que puede ser una buena noticia, la recuperación acelerada de Dragutinovic. "Depende de la evolución que tenga la lesión. Él está poniéndolo todo de su parte, pero la verdad es que por su fisionomía y por su juego, para nosotros es una alternativa importante. Hoy ha entrenado con nosotros y estoy seguro que va a llegar antes de los plazos establecidos por su compromiso y por su temperamento. Para cuándo, no lo sabemos, pero antes, seguro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios