He aquí Konoplyanka

  • El Sevilla llega a un acuerdo con el ucraniano por cuatro temporadas y espera anunciar hoy, tras el reconocimiento médico, su fichaje. El proyecto deportivo convence al jugador.

Parece que el culebrón de Konoplyanka tendrá final feliz... aunque eso dependerá del rendimiento que tenga el jugador, una vez que se confirme su fichaje por el Sevilla. La jornada de este jueves fue decisiva para que quizá el futbolista que ha provocado más rumores desde que terminó la pasada campaña se decante por la oferta blanquirroja. Fue una jornada como de otros tiempos, de otra época en la que los fichajes se cerraban a altas horas de la madrugada tras el pertinente goteo de llamadas telefónicas analógicas, nada de móviles, y el intercambio de faxes, mientras los fotógrafos esperaban a las puertas del estadio. El futbolista arribó a Sevilla el miércoles por la noche y por la mañana se reunió con José Castro y José María del Nido Carrasco para acercar el acuerdo de su fichaje. El club anunció la "entente" a la 1.10 de la madrugada. El futbolista debe firmar este viernes por cuatro temporadas, aunque para eso ha de someterse al reconocimiento médico y aún debe acordar con el Dnipro algunos detalles claves. Después, lo hará oficial el Sevilla. Su cláusula de rescisión quedará fijada en torno a los 40 millones de euros.

Stoke City, Besiktas, Tottenham Hotspur, Atlético... muchos han sido los equipos que habían tentado a Konoplyanka y que venían minando una operación que ya tenía madurada el Sevilla puede que desde antes incluso de la disputa de la final de Varsovia. El presidente del club y su director deportivo incluso han llegado a manifestar que el Sevilla ya no esperaba más al ucraniano ante los continuos problemas que iban surgiendo en una negociación que desde el principio fue calificada desde Nervión como complicadísima. El sábado el jugador aterrizó en Barajas y ha estado varios días en Madrid, por lo que fue casi anunciado su fichaje por el Atlético, pero este jueves se personó en Sevilla para firmar por el tetracampeón de la UEFA Europa League. El proyecto deportivo del Sevilla, además de una oferta económica "importante, no, importantísima", en palabras de José Castro, ha terminado de decidir a Konoplyanka, que el pasado 30 de junio terminó contrato con el Dnipro, aunque aún hay vínculos que las partes deben limar.

El presidente del club ha tenido mucho que decir en el asunto, pues no quería dejar escapar a la joya de su equipo sin llevarse alguna tajada. Prueba de las dificultades de la operación es que desmontó su fichaje por el Liverpool en enero de 2014, por 17 millones de euros, cuando estaba cerrado. O que rechazó 20 millones el pasado enero de la Roma, pese a que el jugador terminaba contrato seis meses después. El jugador y el Sevilla han acordado con Igor Kolomoisky el porcentaje, sobre un 20%, de un futuro traspaso a otro club.

Tras la reunión matinal entre el futbolista, su padre y los rectores sevillistas, una conversación en la que no estuvo Monchi al encontrarse de viaje, el club instó a la expedición ucraniana a que se recogiera en algún lugar secreto. Pero el revuelo fue tremendo durante todo el día. Ya por la noche, poco antes de las diez, Konoplyanka apareció en el Sánchez-Pizjuán en una comitiva de dos coches en la que también llegaron agentes e intermediarios. En el interior del estadio, las partes continuaron tratando sobre el remate de la negociación, que se concretará este viernes con el reconocimiento médico y la firma del futbolista por las próximas cuatro temporadas. Éste es el acuerdo al que llegaron las partes.

Yevhen Konoplyanka (Kirovograd, 29-09-89) llega al Sevilla como uno de los futbolistas más deseados de Europa por su capacidad de desborde desde la banda izquierda, aunque es diestro. El futbolista, discontinuo e irregular tácticamente en sus inicios, creció de la mano de Juande Ramos y Marcos Álvarez durante la etapa de éstos en el Dnipro. Comenzó a usar la pierna izquierda para desbordar y centrar por fuera y tener dos salidas ante su marcador, abandonando la tendencia de recortar hacia dentro para buscar diagonales y armar su temible disparo con la diestra, su arma preferida. Eléctrico y capaz de conducir el balón a una velocidad de vértigo, está llamado a dar más capacidad al ataque sevillista. El curso pasado jugó 42 partidos y marcó 8 goles con el Dnipro. La expectación de su fichaje es enorme y en Nervión esperan que responda con un rendimiento óptimo a tanto esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios