Laureado, pero del pasado

  • El París Saint-Germain, rival mañana del Sevilla en la Liga Europa, es en la actualidad un equipo que intenta recuperar su prestigio de los 90 · Su punto fuerte es el centro del campo; el débil, la defensa

Comentarios 4

El París Saint-Germain será mañana el rival al que se mida el Sevilla en la competición que le ha dado nombre, prestigio y fama en el panorama internacional: la UEFA, desde el año pasado bautizada como Liga Europa. El equipo francés está lejos de aquel conjunto que se hizo referencia allá por los años 90, con jugadores de la talla de David Ginola, George Weah o Bernard Lama, cocos todos ellos del Real Madrid de la Quinta del Buitre. Su realidad a día de hoy es bien distinta. 

Su nombre lleva años sin aparecer entre los grandes de Europa y en Francia su dominio pasó a otras manos hace mucho tiempo. Incluso estuvo a punto de descender en alguna que otra temporada. Ahora, el objetivo es reconstruir su plantilla, y de paso su imagen, con la clara idea de realizar una simbiosis de veteranía y juventud. En París el equipo ha despertado muchas ilusiones y la confianza en un histórico como Antoine Kombouaré es absoluta. En cambio, su inicio no ha sido lo prometedor que se esperaba y en la Ligue 1 ocupa la séptima plaza después de cinco jornadas disputadas. El debate ya ha surgido; tanto, que el propietario del club mantuvo hace unos días una reunión con el presidente de la entidad, Sébastien Bazin, y el técnico para que el equipo diera la imagen que una ciudad como París merece. El problema parece radicar en el irregular rendimiento de cada una de sus líneas.

PORTEROS ASIMÉTRICOS

La portería está salvaguardada por dos cancerberos que son polo opuestos. Opula Edel, de 24 años, desplazó en el último encuentro liguero ante el Arles-Avignon al veteranísmo Gregory Coupet, de 37, ex portero, entre otros, del Atlético de Madrid. El que fuera meta rojiblanco ha sido centro de las críticas y en él han recaído gran parte de las culpas de las dos derrotas cosechadas en liga. Para el Sánchez-Pizjuán todo indica que será el joven de origen camerunés, aunque con pasaporte armenio, el que ocupe el puesto bajo los palos. 

TEMBLOR EN DEFENSA

La línea que más dolores de cabeza le está dando a Kombouaré es la defensiva. El costamarfileño Siaka Tiéné, el internacional galo Zoumana Camara o el joven de 20 años Tripy Makonda no han respondido con éxito ante delanteras de equipos franceses. La baja esta temporada de Lilian Thuram parece pesar demasiado para una zaga acostumbrada a seguir las órdenes de una de las leyendas más recientes de la selección bleu. 

CLASE EN LA MEDULAR

El despliegue físico en el centro del campo es brutal -posiblemente uno de los equipos de mayor potencial físico en esa zona en Europa- y en él Nené pone el talento por encima de los demás. El que fuera jugador del Celta, de 28 años, marcó 14 goles en 34 partidos de liga la pasada temporada con la camiseta del Mónaco. El brasileño tiene la misión de filtrar todo el juego de ataque de los parisinos. Se encarga de las jugadas a balón parado y tiene gol. Normal, por tanto, que su técnico le haya otorgado todos los galones.

Si Nené ataca, Makelele defiende. El veterano jugador es pieza clave en el balance defensivo y cuando se ausenta el imperdible que une ataque y defensa, éste si acaba por perderse. No es el único con experiencia en la parte ancha, ya que otro viejo conocido de la afición española como Giuly, aunque habitualmente desde el banquillo, también aporta detalles de la calidad que siempre ha atesorado.

DELANTEROS EN RACHA

La defensa sevillista deberá estar muy pendiente de los puntas del PSG, ya que, en cinco jornadas, la escuadra parisina posee el mejor ataque del campeonato galo. Así, con tres goles cada uno, Hoarau y el propio Nené, pese a ser mediocampista, ocupan la segunda plaza de la clasificación de goleadores; mientras, Giuly es el tercer mejor pasador. Para acompañar a Hoarau, Kombouaré tiene las alternativas de un cazagoles como el serbio Kezman o el francés de origen congoleño Luyindula.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios