A Manzano, ni más ni menos

  • La zanahoria de la Champions lleva a Del Nido a mostrarse todo lo hermético que puede sobre la próxima campaña · "No me comprometo con nadie", dice de su técnico, a quien no pone por delante de los rumores.

Comentarios 1

José María del Nido analiza sus mensajes antes de lanzarlos y si atisbó durante las dos semanas en las que no hubo fútbol que la dimensión mediática que tomaban las labores de planificación para la próxima temporada podía alterar el desenlace de la que está próxima a acabar, en el día de ayer optó oportunamente por poner las palmas hacia afuera. Si ya de por sí debe ser una ley para el normal funcionamiento de una sociedad deportiva, la ocasión lo merece aún más después de que el objetivo, hace unas semanas casi un punto en el horizonte, ahora al menos alcanza la vista. Por eso, pese a que se esperaba que el presidente confirmara o al menos diera un guiño de semioficialidad a incorporaciones prácticamente cerradas como Trochowski o Amalfitano, su mensaje de respuesta fue el efecto de la pared de una pista de pádel sobre una bola: mientras más fuerte le llega, más fuerte la devuelve.

Del Nido fue todo lo hermético que pudo en cualquier aspecto concerniente a la próxima temporada. Y ése debía ser su papel si lo que está en juego es algo tan goloso -y al mismo tiempo tan trascendente para el futuro proyecto- como es una clasificación para la Champions. Ni de jugadores, ni de entrenadores quiso saber nada. Pelotas fuera en todo. Pero hasta sobre el nombre de Gregorio Manzano, a quien no le dio ni más ni menos porcentaje de opciones que a cualquiera de los que han sonado como sus sustitutos. "No me comprometo con nadie", fueron sus palabras.

Primero llegó la advertencia: "El Sevilla no va a oficializar ninguna operación ni que haya cerrado ni que tenga en marcha para la próxima temporada hasta que no se haya cumplido el objetivo Champions que nos hemos marcado para este campeonato. Con lo cual yo rogaría que evitarais preguntarme -dijo a los periodistas- sobre entrenadores, jugadores, preparadores físicos, utilleros, masajistas y fisioterapeutas de la próxima campaña".

Ni siquiera el nombre de Manzano goza de indulgencia alguna en el objetivo que se marcó el presidente de no hablar más allá del 30 de junio. "¿Qué quiere que diga? ¿que va a continuar? ¿que no va a continuar? Yo he quedado con el entrenador en que cuando termine la temporada hablaremos de futuro, con lo cual no voy a comprometerme ni con él ni con nadie de lo que va a ser el Sevilla de la temporada 2011-12. Todo lo que preguntéis al respecto a él o a mí es darle más vueltas y marear la perdiz sin llegar a ningún término. Vamos a terminar el campeonato, vamos a concluir cuartos y, si puede ser, terceros y cuando termine el campeonato nos sentaremos alrededor de una mesa y decidiremos", espetó.

Luego, ni Coke, ni Trochowski, que no están en la disciplina blanca, iban a correr mejor suerte: "Todos los jugadores interesantes que tengan interés en venir a nuestra casa son estudiados por nuestra dirección deportiva, pero nadie de los que nos dedicamos a la marcha de la sociedad debemos intentar distraer la atención del objetivo común, que es ser cuarto. Y lo vuelvo a repetir, no voy a hablar ni de Trochowski, ni de Coke ni de cualquier otro por el que me preguntéis hasta que finalice el campeonato".

Y es que en el núcleo de todas las respuestas y evasivas estaban los 9 puntos que separan al Sevilla del Villarreal. "No hemos cambiado nunca el objetivo marcado al inicio de la temporada, lo que sí es verdad es que cuanta más distancia haya con el tercero y el cuarto más difícil es. Ahora, con 9 puntos, sigue siendo muy alta y el Sevilla no puede fallar, así que la primera final la tenemos el sábado en Mallorca. Las cuentas que yo he hecho es que con 24 puntos (todos los que están en juego) nos clasificamos, no hay otra. Cada partido tiene que ser una victoria. Así hay que entenderlo y afortunadamente el equipo hace muchas jornadas lo está entendiendo así". Huelga decir que sobraba todo lo demás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios