sevilla f.c.

Marcelino aprieta las tuercas a la delantera

  • El técnico insta a zanjar ya las "victorias morales" con goles · Toque a Campaña: "Se puede quedar en el camino", avisa

Comentarios 11

De no ganar mañana, el Sevilla de Marcelino elevaría a seis encuentros sin lograr el triunfo y superaría su anterior marca negativa, también de cinco. Por ello, el entrenador asturiano es consciente de que lo de la mejoría de juego y la buena imagen se lo llevará el pitido de Muñiz Fernández si el final en La Rosaleda es negativo. El asturiano está cansado de lamentar ocasiones perdidas. De ahí que ayer les apretara las tuercas a sus delanteros.

Reyes, Perotti, Jesús Navas, Manu del Moral, Kanoute, Negredo y Babá... Después de mucho tiempo, Marcelino tiene para elegir ¿Es positivo? "Sí, pero que metan goles. Muy positivo, pero que metan goles", replicó el asturiano ante la última pregunta de su extensa rueda de prensa. "Tenemos un potencial ofensivo grande, pero la realidad, los números dicen que no somos un equipo poderoso a nivel ofensivo. Si fuera así tendríamos diez goles más y creo que somos el noveno o décimo equipo realizador de la Liga. Si hubiésemos metido entre siete y diez goles más tendríamos cinco o seis puntos más; lo que supondría eso... No es falta de capacidad, pero nos falta la suma de decisión, de acierto y de suerte. A eso puede unirse un poco de precipitación y ansiedad, por la falta de acierto y de resultados", aseguró el de Careñes, loco por ganar ya. "Hay que poner todo el esfuerzo e ilusión para ganar al Málaga. Llevamos muchas victorias morales, pero efectivas ninguna y ya nos toca ganar. Significaría algo más que tres puntos", valoró.

Sin embargo, no será una tarea sencilla, porque el Málaga, que suele esperar con especial cainismo al Sevilla, además está obligado por una racha incluso peor, ya que concatena seis jornadas sin ganar: "Espero un partido muy complicado. Nos vamos a enfrentar a un rival que tiene muchísima calidad, que ha hecho la tercera inversión de la Liga con una diferencia muy grande sobre el cuarto, y no sé si superior al Real Madrid. Es un derbi, que tiene una carga emocional bastante importante, aun así vamos con la convicción y seguridad de que podemos lograr la victoria. Vamos con la ilusión de que nuestros merecimientos nuestro nivel de juego es alto y estamos siendo superiores a los rivales".

Marcelino también quiso advertir a sus jugadores de un aspecto anímico: "El hecho de haber jugado bien no nos permite entrar en el conformismo, porque el nivel demostrado no nos ha permitido ganar. Y espero que seamos capaces de aumentar la capacidad de esfuerzo y aumentar la eficacia goleadora", insistió.

Otro aspecto que tocó fue el de la planificación. "Ha habido más incorporaciones de las previstas. Es positivo". ¿Y la salida de Cáceres? "No creo que merme la trayectoria del equipo. Si antes casi no llegábamos al aprobado, como bajemos más estamos fastidiados. Pero tenemos la línea defensiva bien cubierta, una línea que ha tenido una nota alta y convincente en la primera vuelta. Se marcha un jugador, un gran profesional y una gran persona y le deseo lo mejor, pero tenemos soluciones, lo malo sería no tenerlas. Y, salvo que se ceben las lesiones, no tendríamos ninguna dificultad y no debería bajar el nivel de eficacia y competitividad de la zaga". La duda que quedaba al respecto es si habrá algún movimiento más. "La plantilla está cerrada, en un 99,9% de posibilidades así va a ser".

También valoró las cualidades de Babá: "Es muy pronto para hacer valoraciones de un futbolista nuevo que se tiene que adaptar a una nueva ciudad, un nuevo equipo y a las exigencias de un nuevo entrenador. Los dos primeros entrenamientos de Reyes parecía que no estaba aquí, y él conoce esto desde niño. Hay que ser prudentes y pacientes, pero nos puede aportar cosas positivas porque es un delantero de un perfil diferente a lo que tenemos y ayer ya nos dio unas pinceladas y nos puede ser útil. Es un futbolista de presente y sobre todo de futuro. Es posible que vaya convocado".

Capítulo aparte mereció Campaña, al que hizo, entre elogios, una seria advertencia: "Si no juega más es porque desde mi punto de vista no se merece jugar más. Con tres en el medio tuvo más minutos, pero ahora con dos hay tres futbolistas para un puesto, el de más competitividad del equipo. Y es difícil para un jugador de 18 años. Tiene un futuro importante, pero tiene que hacerse como futbolista y lleva un proceso. Tiene muchísimas condiciones para ser un gran futbolista, pero también tiene que mejorar en muchísimas cosas. Y si no mejora en esas cosas, teniendo un gran talento, se va a quedar en el camino", le advirtió públicamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios