Mariano se acuerda de Daniel y Monchi no quiere estrellas

  • El brasileño, el octavo refuerzo del proyecto, es presentado en el Ramón Sánchez-Pizjuán

Mariano Ferreira fue presentado ayer ante los medios de comunicación en la sala de prensa del Ramón Sánchez-Pizjuán en un acto en el que tanto José Castro como Monchi explicaron algunas cuestiones sobre la planificación, en la que aún faltan detalles por cerrar, como la llegada de un nuevo refuerzo (aunque ya dijo el de San Fernando que el club va a esperar) o la necesidad de buscar una salida a jugadores que aún quedan con contrato, como el rumano Rusescu.

El director general deportivo no se mete prisas y no piensa en otro jugador para ilusionar a la afición. "No soy de fichajes de renombre, guindas o top. Sólo veremos si hay algo que mejore la plantilla. Vamos a trabajar, tenemos margen importante porque hemos terminado la planificación primera y no tiene por qué ser una estrella. No lo eran Krychowiak, Bacca, Vitolo... y se han hecho estrellas aquí. Tampoco me niego a algo que nos llene y tenga nombre, pero no es nuestro objetivo buscar a alguien para hacer más abonados o algo así", dijo el ex portero, que negó que no haberse decido a fichar a Van Persie, cuya posibilidad apareció este verano, haya sido un desaire hacia el holandés. "Darle calabazas a Van Persie es como darle calabazas a Messi. Es un jugador top e iría andando a recogerlo. Es un top diez del mundo. No soy rencoroso", recordó.

Mariano, que luchará por un puesto en los planes de Emery en el lateral derecho junto a Coke, se marcó como objetivo dejar alto el listón de lo que hoy se espera del lateral largo brasileño. "Estoy muy contento de venir aquí. El Sevilla es un gran club y es un gran logro para mí venir aquí. Espero hacerlo igual de bien que los otros brasileños.

Daniel Alves ha hecho muchas cosas buenas aquí, hoy está en el Barcelona, pero yo quiero hacer no lo mismo, pero sí parecido, porque Alves llegó a la selección brasileña", comentó el jugador, que en cuanto a sus características, se definió como un lateral con vocación ofensiva, justo lo que demanda Emery para dicha demarcación: "Me gusta jugar al futbol, atacar, tengo una gran ambición de jugar. Mi característica más fuerte es jugar adelante y ayudando a los compañeros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios