Deportes

Martín Cáceres, una operación redonda

  • El Sevilla cierra con el Barcelona la cesión del defensa, con una opción de compra por cuatro años

Comentarios 1

El Sevilla ha cerrado una buena operación con la cesión de Martín Cáceres. El defensa uruguayo llegará durante la jornada de hoy a Sevilla para incorporarse a la disciplina de Antonio Álvarez. Mañana pasará el reconocimiento médico y firmará su nuevo contrato, consistente en una temporada de cesión con una opción de compra por cuatro años más, en el caso de que el joven mundialista convenza a la dirección deportiva sevillista. El acuerdo con el Barcelona se terminó de cerrar ayer, después de varios días de negociación. Uno de los aspectos que separaban a las partes era la opción de compra, que, según apuntan desde Barcelona, podría ascender a unos 5 millones de euros. La directiva que preside Sandro Rosell pretendía que esa opción fuese vinculante, de modo que el Sevilla se obligara a ejercerla si el jugador cumplía una serie de objetivos y partidos. Pero la cúpula ejecutiva de Nervión ha preferido total autonomía en este aspecto.

El Sevilla adelantó bastante la negociación el pasado martes, cuando los representantes del futbolista acordaron prácticamente todo lo concerniente al contrato de Martín Cáceres. Todo se encaminó muy pronto dado que Pep Guardiola no cuenta con un futbolista que llegó en 2008 al Camp Nou, previo pago de 17 millones al Villarreal, como un jugador de una enorme proyección. Sólo los diferentes frentes abiertos que ha tenido el Barcelona, desde el sorteo de la Champions hasta la llegada de Mascherano y el traspaso de Ibrahimovic al Milan, ralentizó en los últimos días el acuerdo. El Barcelona, además, se hará cargo de parte de la ficha del jugador, que, aun siendo de las más bajas de la plantilla azulgrana, ronda los dos millones de euros.

Martín Cáceres cumple a rajatabla el perfil que estaba buscando la dirección deportiva para terminar de apuntalar la defensa sevillista. Ya antes de la marcha al Arsenal de Squillaci, oportunamente relevado por Alexis, los técnicos blancos pretendían reforzar la línea en el perfil izquierdo, dado que Dragutinovic aún está rehabilitándose. Y el central uruguayo, que jugó el Mundial y actuó de lateral izquierdo, es un futbolista que se acopla perfectamente a los cuatro puestos de la retaguardia, pues es ambidiestro, aunque su pierna por naturaleza buena es la derecha.

Nacido en Montevideo el 7 de abril de 1987 (23 años y 1,82 metros), es un defensa fuerte, aguerrido, rápido y con buen juego aéreo. Llegó al Villarreal procedente del Defensor uruguayo en 2007 y fue inmediatamente cedido al Recreativo. Allí demostró una rapidísima adaptación a la Liga pese a su juventud (34 partidos y dos goles). En el Barça sólo jugó 13 partidos de Liga y fue cedido a la Juventus, donde disputó 15 en la Serie A (un gol). Ahora, el jugador espera cuajar definitivamente en el fútbol español con su paso al Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios