Mendilibar dice que el Sevilla tiene que estar "intranquilo" por sus dos últimas derrotas

  • El técnico del Valladolid asegura que llegan "muy reforzados" por su goleada en Copa ante el Alicante (1-5) y que el "Sevilla se juega mucho" el domingo.

El entrenador del Valladolid, José Luis Mendilibar, consideró que el Sevilla, rival liguero al que se medirán el domingo los pucelanos, puede estar "intranquilo" ante el  por las dos últimas derrotas que ha encajado, ante el Málaga y la Ponferradina, en Liga y Copa, respectivamente.

Los albivioletas llegarán a esta cita contra los sevillistas muy reforzados en su moral, después de la goleada (1-5) con que saldaron la ida copera jugada el miércoles en Alicante, hasta el punto de que Mendilibar no descarta que algunos de los jugadores que actuaron en dicho partido repitan titularidad el domingo.

"Puede ser que alguno de los que jugó el otro día tenga su oportunidad. Tengo claro que por ese motivo nos interesa la Copa, porque permite competir a todos los jugadores. Todos ellos, incluidos Goitom y Ogbeche - que rompieron en tierras levantinas su 'sequía' goleadora- tienen que perseverar, no podemos pensar que ya está hecho. Hay que seguir en la misma línea".

Por lo tanto, el vasco apuesta por seguir esta línea ascendente de juego y resultados a costa de un Sevilla que se juega mucho en esta visita a la capital vallisoletana. "Puede ser que venga intranquilo. El resultado que tuvimos en Alicante ayuda a que la gente esté más contenta, pero no podemos perder de vista que sólo se trata de un buen partido y una victoria. Espero que nos sirva para ser valientes y que los jugadores tengan confianza en ellos mismos y en los compañeros. Eso es lo fundamental, que el equipo crea en sí mismo", sentenció.

El Valladolid aguarda al sevilla con la firme idea de comenzar una escalada en la tabla que le lleve a mejores posiciones clasificatorias. "Antes no era un problema de actitud, también corríamos, pero nos faltaba la agresividad que sí tuvimos ante el Hércules. En Alicante fuimos a machacar al contrario, no a ser su sombra en la presión. La agresividad también se plasmó en ataque, a la hora de ir al remate", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios