Míchel: "¿Qué más da ahora la clasificación?"

  • El técnico del Sevilla asegura que sólo piensa en ganar al Osasuna y asume que el club no puede permitirse "estar en la situación en la que se encuentra".

El técnico del Sevilla, José Miguel González, Míchel, tras su mal comienzo en el banquillo nervionense ha asegurado este viernes que sólo piensa en ganar a Osasuna y que no le importa en este momento "la clasificación".  "Tenemos que ser optimistas y, dentro de eso, realistas. Nos va a costar mucho, pero como a cualquier equipo. No miramos la clasificación, sólo al rival y a nosotros mismos", indicó Míchel en rueda de prensa.

Para lograr este objetivo, señaló que lo más importante será la actitud de los jugadores. "Saldrán motivados, sin nervios, con la mentalidad de ganar y de dominar la situación", al tiempo que dejó un mensaje claro a la afición. "No creo que se oiga un run-run, y si se escucha, será positivo. Sólo me planteo ganar, no miro más allá. No hay que tener duda de que lo intentaremos, pero lo que no hay que hacer es enfadarse antes del partido", aseveró. "Están en una situación muy compleja, saben que están en un gran club y no nos podemos permitir estar en la situación en la que estamos, y eso afecta. Pienso que han querido dar más de lo que les ha salido, y eso intentamos cambiarlos", declaró, al tiempo que se mostró optimista ya que sí esta semana notó que "tienen la sangre necesaria para darse cuenta de lo que rodea a este equipo y afrontar el partido de este sábado". "Es un choque muy importante y ellos lo saben", recalcó.

El técnico sevillista admitió, eso sí, la dureza y nivel del rival de quien destacó que "nunca ha sido fácil jugar contra ellos". "Los equipos de Mendilibar me gustan, son intensos y juegan muy bien al fútbol. Es un entrenador que me gusta, sus equipos son siempre muy competitivos", añadió.   Por otro lado, preguntado por el objetivo europeo de esta temporada, el técnico señaló que "no ha cambiado nada". "Lo que no podemos hacer es mirar cualquier competición europea si no miramos el siguiente partido. No podemos hacer cuentas más allá del siguiente choque, aunque fuésemos, incluso, terceros o cuartos en la tabla", comentó al respecto.  "Las cuentas de la lechera no sirven a nadie, siquiera al líder. Las cuentas siempre favorecen al que las hace y hay que mirar la cuenta de mañana, que es la que hemos trabajado. Con estos tres puntos sí que llegaremos lejos", prosiguió.

El técnico madrileño también dejó claro que jamás se ha hablado en el vestuario de la palabra descenso. "Ni esa ni la de Champions o UEFA. Lo que sí se ha pronunciado es ganar a Osasuna y conseguir los tres puntos. Como cualquier club, nos exigimos ganar", sentenció. Por otro lado, se refirió a las declaraciones del presidente en las que se culpaba del trance que está padeciendo el equipo. "Entiendo el sentido que tienen, quiere quitar presión, presión que existe y que yo siento menos porque acabo de llegar, pero de la que rápidamente te das cuenta porque uno se integra y se da cuenta de qué club es éste", justificó. 

Y, eso sí, se mostró encantado de que la afición estuviera promoviendo el acudir al próximo entrenamiento del sábado por la  mañana para animar al equipo. "Que vengan mañana al entrenamiento me parece fenomenal, cuanto más gestos así vean los jugadores, más sientan el refuerzo de la afición, mucha más responsabilidad sentirán y eso es bueno. Somos nosotros los que vamos detrás de ella. Entre todos intentaremos cambiar la dinámica, comenzando por el partido de mañana", concluyó.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios