Negredo, otra vez en Valencia

  • El delantero le ha marcado al rival de hoy siete goles en 9 partidos en la máxima categoría, alguno de ellos espectacular · El duelo con Soldado centra todos los análisis con vistas a los que irán a la Eurocopa

Negredo y Soldado, Jesús Navas y Jordi Alba. Mestalla acogerá, además de un partidazo entre el Valencia y el Sevilla, duelos particulares que tendrán mucho que ver con lo que disponga Vicente del Bosque a la hora de elegir a los 23 futbolistas que defenderán el título europeo de España en la ya inminente Eurocopa de Polonia y Ucrania. Está claro que los cuatro protagonistas de este doble enfrentamiento tienen motivos más que sobrados para estar con la moral a tope después del pasado viernes, pues, por una causa u otra, ninguno de ellos, salvo el ahora lateral izquierdo Jordi Alba, tenían una plaza fija en la convocatoria.

Resulta especialmente llamativa la carrera hacia esa Eurocopa entre Álvaro Negredo y Roberto Soldado, los dos delanteros puros, junto a Fernando Llorente, convocados por Del Bosque después de prescindir por primera vez en mucho tiempo de Fernando Torres. Ambos se enfrentarán esta tarde en Mestalla, como lo han hecho ya en tres ocasiones a lo largo de la presente temporada para centrar los análisis de todos los especialistas, incluido el veterano técnico que dirige los designios de España.

Y Negredo, que debe defender su sitio en este tramo final de la Liga después de no haber tenido un concurso especialmente brillante en la presente campaña, llega a un sitio en el que se suele mover como pez en el agua. El madrileño tiene razones para ello. Porque Negredo, a pesar de haberse formado futbolísticamente en Vallecas antes de pasar después por Almería y Sevilla, tiene una ligazón especial con Valencia y el Valencia.

Concretamente su esposa es de aquí y el padre de ésta es un hincha reconocido del cuadro valencianista. ¿Tiene esto que ver con que a Negredo se le dé particularmente bien los enfrentamientos con el Valencia a lo largo de su carrera deportiva? Eso sólo lo sabrá el propio delantero, pero es una evidencia que así es a pesar de que en los cuatro últimos choques entre ambos equipos no ha conseguido marcar el vallecano. No lo hizo en el 0-1 de la Liga en la pasada temporada, ni en el 1-0 de la presente campaña en la primera vuelta ni en los dos partidos de Copa de este curso, saldados con un 1-0 a favor del Valencia y un 2-1 para los sevillistas. En ese tramo, Rakitic sumó dos goles, Kanoute hizo otro y el defensa Víctor Ruiz, en propia meta, contabilizó el cuarto de los sevillistas.

Aunque sería injusto pasar por alto el partido de Negredo el 20 de marzo de 2011, cuando el Sevilla ganaba en Mestalla por 0-1 gracias a un tanto de Rakitic. Ese día el delantero sevillista volvió loca a toda la defensa de los locales, hasta el punto de que Emery tuvo que sacar del campo a David Navarro, y casi le hizo la cruz a partir de ahí, y de que la grada se mofaba prácticamente de un Dealbert que veía impotente cómo Negredo se le escapaba una y otra vez para desperdiciar oportunidades clarísimas para haber sentenciado antes de que su íntimo amigo Javi Varas se tuviera que erigir en el salvador de los suyos.

El último gol de Negredo ante el Valencia se remonta, por tanto, al 8 de noviembre de 2010, en la décima jornada de la Liga 2010-11. El Sevilla se imponía por un inapelable 2-0 y en el minuto 54 el vallecano conseguía el primer gol. Sin embargo, mucho más extraordinario por su ejecución fue el que le hizo a César el 31 de enero de ese mismo 2010 en un partido que acabó con 2-1. Fue el segundo de los sevillistas y lo hizo tras un pase de tacón de Jesús Navas y una espectacular vaselina sobre César, que no llegaba al balón.

Son dos de los siete goles que Negredo le ha hecho al Valencia desde que juega en la máxima categoría, tres como sevillista y cuatro cuando defendía la camiseta del Almería. Además, en el rincón de enfrente estarán hombres como Unai Emery, el entrenador con el que arrancó en el cuadro almeriense, y sus ex compañeros Diego Alves y Piatti. Muchas circunstancias de diversa índole, tanto familiares con su suegro como con el rival y esa plaza en la selección, para que el delantero vallecano le dé la razón tanto a Míchel como a Del Bosque, dos de los que confían ciegamente en él, a partir de esta misma tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios