Del Nido se abriga de mesura

  • El presidente, aun constatando "el dulce momento" que vive el Sevilla, pide no "vender la piel del oso antes de cazarlo"

Son muy esperadas las comparecencias de José María del Nido en los viajes importantes del equipo. El presidente del Sevilla suele sacar su mejor repertorio de máximas y frases grandilocuentes cada vez que su equipo afronta una eliminatoria clave, algo que hace las delicias de la prensa desplazada. Sin embargo, los precedentes más inmediatos y también, en este caso, las incógnitas sobre en qué estado se encontrará el rival en su propio hábitat, provocaron que, ante el frío de Moscú, Del Nido se abrigase de mesura.

No es que en su fuero interno tenga desconfianza el mandatario nervionense. No es así y eso se colige de sus palabras sobre "el dulce momento para disfrutar" de una "eliminatoria espectacular y apasionante". Pero si alguien esperaba una frase como la famosa del león antes de viajar a Bilbao, o la no menos llamativa de Hispalinopla en la eliminatoria con el Fenerbahçe, se llevó un gran chasco.

Y eso que la metáfora con el General Invierno y el Gran Oso ruso estaba casi servida. Pero, ya que el CSKA acaba de despertarse de su particular hibernación y no se sabe cómo responderá, Del Nido quiso ser prudente y utilizó la metáfora con prudencia: "Si fuésemos capaces de pasar a cuartos sería una temporada para enmarcarla, porque los otros dos objetivos están al alcance. Pero vamos a no vender la piel del oso antes de cazarlo. El CSKA tiene factores a favor, está más fresco porque es su primer partido oficial, y, sobre todo, está más adaptado al frío y a la superficie en la que se disputará el partido".

Aun así, solicitó públicamente que su equipo se adapte lo más pronto que pueda a los factores que pueden condicionar el encuentro, llámense temperatura bajo cero o césped artificial: "Es un rival difícil de octavos de final de la Champions, y el equipo debe adaptarse pronto al césped y a la temperatura, porque eso puede ser determinante en el inicio del partido".

En cuanto a los pronósticos sobre la eliminatoria en su conjunto, el presidente blanquirrojo ve clave que el Sevilla logre batir al meta Akinfeev mañana: "Dejar la portería a cero es fundamental en una eliminatoria de Champions y, a raíz de ahí, si se puede marcar algún gol, miel sobre hojuelas".

El gol podría resentirse con la baja de Luis Fabiano, máximo artillero del equipo. Pero Del Nido no vio como una excusa la baja del paulista: "La baja de Luis Fabiano la barruntábamos desde que terminó el partido de Mallorca, porque terminó muy dolorido en la zona pectoral y, tras las pruebas realizadas, va a estar unos días de baja, no muchos. Pero viaja Kanoute y esa baja está perfectamente suplida", dijo dejando entrever que la ausencia del nueve de Brasil no debe servir de justificación.

Menos aún cuando viajan 20 futbolistas, con 18 profesionales entre ellos. Del Nido habló de la importancia de la recuperación de efectivos en las últimas semanas y de su influencia en el juego: "Vamos a ver un equipo en el que las rotaciones ya van a ser posibles, el míster puede realizar cinco o seis cambios y con esa frescura puede acometer mejor al rival, como hemos visto en Mallorca. Y si las lesiones lo permiten ésa debe ser la dinámica en el resto del campeonato".

Al hilo de la recuperación de efectivos, Del Nido quiso señalar que la respuesta del equipo ha sido la lógica tras el duro periodo en el que las bajas menoscabaron su potencial: "Sabíamos que en el momento en que hubiera frescura, con 18, 19 ó 20 jugadores disponibles, íbamos a tener victorias. El Sevilla está en un momento dulce, para disfrutar de un gran momento, de los mejores años de la historia contemporánea. El resto de lecturas no tienen cabida en el análisis del presidente", quiso zanjar ante el peligro de que su comparecencia se torciera hacia el manido debate sobre el juego y Jiménez.

Otro aspecto que tocó fue la obligación que marcó el propio consejo de administración de pasar a cuartos de final de la Champions para cuadrar el presupuesto de forma positiva: "Si no lo hacemos habrá que empezar a hablar de números negativos. Eso en cuanto al objetivo económico, pero en el deportivo, la entidad se dedica al fútbol y por eso quiere pasar la eliminatoria. El objetivo es llegar a cuartos y el sueño no tiene final", matizó.

Por último, hubo un lugar especial para un nombre propio: "Jesús Navas es un magnífico futbolista que año a año va haciéndose y quizás esté en su mejor momento. Se está consolidando como uno de los mejores de Europa, pero todavía tiene muchas posibilidades de crecer, dada su capacidad física y técnica, que no tiene límite a día de hoy. Tiene tres años más de contrato y la simbiosis que hay entre él y el club no es de ahora, viene siendo así desde que se hizo profesional", señaló el dirigente sevillista, quien daba por concluida su comparecencia antes de embarcar rumbo a Moscú dejando claro que no le preocupa que llegue un ofertón: "No tiene precio en el mercado porque no lo tenemos en venta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios