sevilla f.c.

Nuevo test para Míchel

  • El técnico, que había dado con un sistema y un once ganador, debe rectificar y buscar el relevo idóneo de Negredo · Manu, con Reyes detrás de Kanoute, algo inédito, o Babá, como referencia, opciones

Comentarios 3

Cuando parecía que había dado con un once y un sistema ganador, el 4-4-2 con galones para Kanoute en la mediapunta y Reyes en la izquierda, Míchel afronta una nueva prueba que servirá para calibrar sus reflejos de entrenador y su capacidad de adaptación a las circunstancias. La baja de Negredo, que puede prorrogarse durante un mes largo y seis partidos ligueros, trastoca la solución que había encontrado el técnico sevillista sobre la marcha. Manu del Moral y Babá son las opciones principales para relevar al vallecano. El sábado se conocerá su decisión.

El madrileño desembarcó en Nervión anunciando a los cuatro vientos que apostaría por un 4-3-3. Pero, entre las bajas y la situación del equipo, hubo de adaptar esa idea en su estreno en Anoeta situando a Reyes demasiado retrasado, como organizador y lejos de la zona de producción ofensiva, y aquello salió mal. Sin embargo, supo ser flexible y varió radiclamente su dibujo primigenio. Al margen de trabajar el aspecto anímico de la plantilla y devolverle el rol protagonista a la vieja guardia, aprovechando que ahora Palop, Kanoute y Escudé no arrastran problemas físicos, Míchel se traicionó en el partido clave ante Osasuna, apostó fuerte por el 4-4-2 y dio con la tecla. El nuevo test que se le presenta al técnico sevillista tiene varias connotaciones tácticas, técnicas y también psicológicas. Es decir, que Míchel tiene ante sí otra oportunidad para demostrar la profundidad de sus cualidades como entrenador.

Lo lógico, para respetar al máximo el exitoso esquema mostrado ante Osasuna y Valencia, es que Babá releve a Negredo: hombre por hombre. Claro que el delantero senegalés tiene otras virtudes distintas al vallecano y además, como él mismo reconoce, está aún en periodo de adaptación. "Tener más minutos depende del entrenador -decía ayer en SFC Radio-. Lo de Negredo es mala suerte y quiero darle ánimos, pero el entrenador dirá si puedo jugar más. Estoy deseando marcar mi primer gol aquí. Pero trabajo para el equipo y estoy contento por ello, con los ratos que he tenido, porque el equipo ganó. Con el tiempo lo voy a conseguir, pero lo primero es adaptarme del todo al campeonato español, que es distinto".

La otra opción más probable es que Kanoute sea el elegido para relevar a Negredo y Manu del Moral entre en el once, pero partiendo desde la izquierda, lo que recolocaría a Reyes como mediapunta. "No sé quién jugará, pero lo importante ahora es que aprovechemos la buena situación que tiene el equipo para seguir adelante -decía con humildad el jiennense en los medios del club-. Lógicamente, todos queremos jugar, yo estoy deseando volver al once. Pero son decisiones del entrenador y hay que respetarlo, porque lo importante es el equipo".

Esta solución permitiría ver por primera vez a Reyes en el centro tras Kanoute, donde el utrerano se siente más cómodo, y tiene la ventaja de que Míchel fue el primero en sacarle provecho a Manu en la izquierda. "En los dos años que he tenido a Míchel de entrenador, la gente de la segunda línea siempre ha hecho goles", comentaba el jiennense, segundo goleador del equipo en la Liga con cinco tantos. Precisamente la confianza de Míchel en Manu hace pensar en que se decantará por él, aunque el madrileño se resiste a sacar a Kanoute del centro de operaciones para que actúe en punta. El dilema está ahí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios