"Ojalá no esté rodado el CSKA"

  • Jiménez espera que sea una ventaja que los rusos empiecen hoy su temporada · "El frío y el césped no son excusas", dice

No hay ningún tipo de excusas para Manuel Jiménez en su objetivo de llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones con el Sevilla. Ni la temperatura bajo cero, ni la posible nieve, ni el césped artificial, ni el CSKA de Moscú ni nada, el entrenador sevillista lanzaba ayer un mensaje ambicioso y les pedía a los suyos un nuevo esfuerzo para sacar adelante la eliminatoria.

Jiménez se congratulaba ante los enviados especiales españoles por el ambiente que se había respirado durante el paseo matinal por la Plaza Roja. "El ambiente fantástico siempre es bueno, la armonía, el compañerismo, estar a gusto entre todos juntos. Es preferible ese ambiente, pero eso no quita que después tenga que existir una gran concentración y el mismo compañerismo dentro del campo. Estar a gusto y trabajar a gusto es sinónimo de buen equipo y eso es lo que hay que refrendar después en el terreno de juego".

Algún periodista local le pregunta sobre el césped artificial y el frío, pero Jiménez tiene muy claro que no pueden existir excusas. "Realmente a lo que uno mismo no puede dominar o controlar, como pueda ser la hierba, el clima o las bajas, no hay que darle más importancia, porque no se puede manejar y no puede ser excusa. Yo veo al equipo muy bien y de lo que hay estamos muy orgullosos de ello", señalaba el arahalense.

Cuando se le cuestiona sobre el nivel del rival, Jiménez no tiene dudas y siempre emplea un tono respetuoso: "Al CSKA le tengo un gran respeto, es el único equipo ruso que ha ganado un título europeo -después le pediría perdón a los aficionados del Zenit por haber olvidado que éste también ganó dos títulos-. Está entre los mejores por méritos propios, merece todo el respeto y no le han regalado nada. Nuestro deber es preocuparnos por nosotros mismos, pero para nada existe relajación. En absoluto, es un buen equipo, nosotros también lo somos y habrá que disputar la ida y la vuelta".

¿Posibilidad de un cero a cero como un buen marcador para el Sevilla con vistas a la vuelta? "No es un resultado que me guste. Me gusta marcar fuera de casa y nos ha ido bien haciéndolo, pero los resultados son buenos o dejan de serlos una vez que se haya disputado el partido y cómo se hayan ido dando los momentos de éste".

Llega entonces una pregunta sobre la presión que debe soportar su equipo. "La presión es sólo una palabra agradable cuando es mi equipo quien la ejerce en el campo, sí tenemos la obligación de llegar lo más lejos posible en todas las competiciones. Estoy en un club ambicioso, con un entrenador ambicioso que siempre quiere llegar más adelante, y ahora queremos hacer historia pasando esta eliminatoria. No va a ser fácil y tenemos que ser nosotros quienes pongamos la intensidad para conseguirlo", apuntaba Jiménez antes de no descartar para nada la posibilidad de que el Sevilla pudiera llegar a la final. "Para disputar una final o ganarla sólo hay que estar inmerso en una competición, y el Sevilla lo está. Somos conscientes de la dificultad que entraña por la calidad de los rivales y cada vez irán quedando menos equipos y más buenos. Nosotros tenemos la ilusión de eliminar al CSKA, estar ahí y seguir siendo una opción", concluía respecto a la Liga de Campeones.

Como siempre, Jiménez no quiso dar ninguna pista sobre la alineación que presentará y sorteó la pregunta sobre las rotaciones. "No es partido, ni éste ni ninguno, para hablar de rotaciones porque sí, sino de la capacidad para poder gestionar todos los recursos de un equipo. Para mí el partido más importante hace unos días era el Mallorca, ahora es éste y después será el Athletic. Las rotaciones para mí no existen, existen los momentos y poder gestionar de manera adecuada los recursos del equipo", reiteraba el técnico.

Y para finalizar, una pregunta sobre el hecho de que el CSKA pueda llegar con menos nivel físico a este encuentro. Jiménez lo tiene claro y lo admite sin tapujos: "Ojalá no esté rodado el CSKA de Moscú y sea una ventaja para nosotros, pero existe otra lectura, la cantidad de tiempo que han estado ellos pensando en este partido, porque era el primero suyo oficial, y la cantidad de partidos, dos a la semana, que hemos estado disputando nosotros sin poder preparar este partido en concreto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios