Optimismo y bromas en la Plaza Roja

  • La nieve suscita todo tipo de juegos en el equipo sevillista en su paseo junto al Kremlin.

Con Romaric y Adriano como jefes de operaciones, los 20 jugadores desplazados hasta Moscú junto al cuerpo técnico disfrutaron de un muy lúdico paseo por la Plaza Roja. Evidentemente, todos querían hacerse fotos junto a las murallas del Kremlin, la emblemática fortaleza moscovita cuyos orígenes se remontan al siglo XI. También era la Catedral de San Basilio un idóneo fondo para las imágenes fotográficas. Pero, ante este conjunto monumental que es

Patrimonio de la Humanidad, lo que de verdad hizo las delicias de los jugadores fue la nieve, con la que disfrutaron como niños.

Los expedicionarios sevillistas aprovecharon la mejoría del tiempo para hacer turismo por la Plaza Roja, a pesar de que la mayor parte de ésta estaba cerrada al público por un acto oficial con motivo de una de las fiestas nacionales rusas, concretamente el Día del Hombre. Los sevillistas tuvieron que ir en autobús a la parte contraria a la que está ubicado el hotel, apenas a 30 metros de la archiconocida plaza. Allí se produjeron las escenas de bromas con la nieve, especialmente con Cristóbal Soria, junto a las murallas de la ciudadela y la hermosa basílica que mandó construir Iván el Terrible en el siglo XVI. Romaric fue el principal protagonista al elegir como víctima al delegado del equipo, al que lanzaron a un montículo de nieve. El risueño ambiente habla a las claras del momento de confianza que tiene el equipo para afrontar la cita de hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios