Palop se reivindica con mucha fuerza

  • El valenciano aprovecha la oportunidad del virus de Javi Varas y se agarra a la titularidad con mérito.

Palop ha vuelto a la portería del Sevilla con mucha fuerza y en un momento crucial de la temporada. Las circunstancias le brindaron al valenciano la posibilidad de agarrarse de nuevo a la titularidad y no la desaprovechó. De hecho, sus intervenciones en la segunda mitad ante Osasuna, una a Álvaro Cejudo y, sobre todo, dos a Lamah en la fase más incierta, han cerrado prácticamente el debate que la semana previa había en torno a la portería. Míchel quiere que los pesos pesados tiren del carro y parece que en la portería no habrá vuelta atrás, a no ser que Palop recaiga en sus molestias musculares.

Javi Varas debe estar aún lamentando la mala suerte de haber cogido un inoportuno virus justo cuando Míchel se hizo con las riendas del Sevilla. La víspera del debut del madrileño, el meta sevillano la pasó vomitando y con fiebre y no pudo jugar en Anoeta. Desde el seno del club aseguran que no había una decisión tomada al respecto. Pero al madrileño se le brindó la oportunidad de devolverle la titularidad a Palop y, pese a la derrota, le dio continuidad ante Osasuna ya que Javi Varas, según explicó el técnico, sólo había entrenado un día y tenía debilidad física por el mal vírico.

Marcelino repartió los roles y para Palop dejó la Liga Europa y la Copa. Así, el sábado fue el segundo partido del valenciano en Nervión, tras el del Hannover 96. En Copa sólo jugó en Mestalla. Unas molestias en el bíceps femoral le impidieron actuar con el San Roque y luego reapareció su dolencia en el sóleo. Pese a su suplencia, Palop siguió entrenándose en espera de su momento. Y parece que le ha llegado, porque a su valía une su autoridad ante el grupo, algo que Míchel también valora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios