Pirlo como un espejo de lujo

  • Guarente remite al organizador del Milan para definir a Cigarini, que llegará hoy · El tercer refuerzo sevillista no pudo viajar ayer aquejado de fiebre

Comentarios 6

En espera de que Luca Cigarini se presente en Sevilla, los que van a ser sus nuevos compañeros de línea lo aguardan con los brazos abiertos. El joven centrocampista italiano retrasó a hoy su llegada a la ciudad para estampar su firma y comprometerse con el club de Nervión, ya que ayer se levantó con 39 grados de fiebre, lo que obviamente descartó su desplazamiento. Pero está previsto que hoy pueda tomar el primer vuelo disponible para plantarse en la capital de Andalucía, pasar las pruebas médicas y firmar ese contrato que lo vinculará al Sevilla durante un año en calidad de cedido, y cuatro campañas más si el próximo 30 de junio el club de Nervión ejerce su opción de compra por 7,5 millones. La presentación ante los medios de comunicación y la afición no será hasta mañana, posiblemente.

En espera de que todo se formalice, los que van a compartir vestuario con él ya se apresuran a darle la bienvenida. Sobre todo quien mejor lo conoce, Tiberio Guarente."Es un futbolista muy bueno, que nos va a echar una gran mano", resaltaba el que fuera compañero de Cigarini en el Atalanta.

Guarente, que mantuvo hilo directo con el jugador del Nápoles en estos días previos de negociaciones, reconocía que se encontraba "muy feliz" por la llegada de su paisano, "que es muy amigo mío". Ambos formaron un dúo muy complementario en Bérgamo. Y aunque a los futbolistas no les hace gracia que lo comparen, sobre todo si el referente es de prestigio, Guarente no se cortó a la hora de buscarle un parecido a Cigarini: "Es como Pirlo".

¿Está de acuerdo Víctor Orta, voz autorizada de la secretaría técnica del club? "Cigarini es un regista, un organizador. Tiene manejo de la pelota, apoya al compañero para salvar líneas de presión tanto con el pase como con la conducción, tiene buena salida de la pelota en corto y en largo, imprime un alto ritmo de juego y llega a zona de remate para golpear a portería".

Así desglosaba Orta en la radio oficial del club las características técnicas del internacional sub 21 por Italia. Y quitaba importancia al decepcionante año que Cigarini acaba de cuajar en el Nápoles: "Mazzarri, el técnico, jugaba con cinco defensas y ocho jugadores por detrás de la pelota, en busca del contragolpe y la salida rápida, lo que perjudicó mucho al chaval". Y en este sentido, recordó que al propio Pirlo le costó ser reconocido en su país: "Hasta los 27 años -Cigarini acaba de cumplir 24-, fue un jugador infravalorado". Orta fue más allá y puso otro ejemplo de lo difícil que es triunfar en Italia para los futbolistas del corte del inminente fichaje sevillista: "Laudrup salió por la puerta de atrás de la Juventus y luego tuvo diez años de gloria en el fútbol español, que le vendrá mucho mejor también a Cigarini".

Renato es otra opinión de peso tanto por su experiencia como por coincidir en sus características con el jugador de Montecchio: "Si viene de la mano de Monchi, seguro que es de gran calidad y aportará mucho al equipo. Habrá más competencia en mi puesto, pero eso viene bien tanto al Sevilla como a mí", reflexionaba el brasileño.

Diego Capel, por su parte, está convencido de que Cigarini no va a tener problemas para seguir los pasos de los recién llegados y adaptarse pronto a la dinámica del bloque de Álvarez: "Tanto Dabo como Guarente se han adaptado muy bien, y entre todos les ayudamos para que todo sea rápido. Con la llegada de Cigarini creo que queda el equipo cerrado, ya que está muy equilibrado", recalcó.

La plantilla, efectivamente, podría quedar cerrada con Cigarini. Contando incluso con Lolo, Kone y Sergio Sánchez -algo ni mucho menos seguro-, y descartando a Duscher y Chevantón, con quienes Álvarez no cuenta, la primera plantilla del Sevilla llegaría ya a las 25 fichas profesionales, el número máximo. Otra historia sería si saliera alguien imprevisto por un suculento traspaso o no fuera inscrito alguien más además de Duscher y Chevantón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios