Rakitic se pone al mando

  • El líder blanco llega "cansado", pero ansioso de dedicar a su hija "su primer derbi" "Estoy feliz y con ganas", dice.

Comentarios 3

Cansado y "algo tocado" por el muchísimo frío que pasó en Islandia, más aún que por los 180 minutos que ha disputado con Croacia, pero "feliz y con muchísimas ganas". Rakitic llegó a Sevilla el miércoles por la noche, tras un largo viaje desde Zagreb, donde logró la clasificación para el Mundial, y este jueves por la mañana ya se ejercitó a las órdenes de Unai Emery, que no forzó a su capitán y líder en el campo. El suizo-croata alzó su voz: llega con fuerzas para ponerse al mando de las operaciones. Explicó sus sensaciones e incluso habló de su posible renovación, aunque sobre ésta afirmó que "no hay nada que decir". "Siempre me puedo quedar aquí, si puedo elegir, mucho tiempo más. Hay tiempo para hablar de eso, pero ahora mismo no es importante ni yo ni nadie, solamente el Sevilla Fútbol Club y ese derbi", recalcó.

Cuando faltan menos de tres días para que llegue la hora de la gran cita, mucho tiempo aún por delante, la principal incógnita es en qué posición jugará Rakitic. Eso dependerá de la decisión que tome Unai Emery, porque el futbolista está dispuesto a todo. Su presencia en el Mundial de Brasil le ha puesto la moral por las nubes y ahora sólo tiene el pensamiento puesto en ese encuentro ante el Betis. "El chip está cambiado desde que el árbitro pitó -dijo en referencia al encuentro Croacia-Islandia-. Después del partido salimos todos juntos, pero me quité rápido de en medio, porque sé que tenía un viaje muy largo al día siguiente. Estoy pensando en el derbi desde que el árbitro pitó, solamente pensando en el domingo y en ganar".

Rakitic sorprendió cuando desveló por qué tiene tantas ganas de derbi, felicidad por su presencia en el Mundial al margen. "Va a ser el primer derbi para mi hija y tiene que empezar ganando. Lo más importante es que ganemos; si después puedo dar algo al equipo, perfercto, pero me da igual, lo importante es que ganemos y en diez o quince años le pueda decir a mi hija, el primer derbi es para ti".

El Mundial, su hija, ser el capitán y máximo goleador del equipo... Muchas son las motivaciones positivas de Rakitic para afrontar el encuentro del domingo a las nueve. Pero, por si faltaba alguna, el futbolista recordó lo que vivió el año pasado en las horas previas, mientras estaba concentrado en el hotel Meliá Lebreros. "Me acuerdo del año pasado. No podía dormir la siesta escuchando a la gente en frente del hotel, eso no hace falta decirlo, te motiva muchísimo, se ve algo especial. Como el sevillismo vive este derbi es algo único en el mundo, no es una presión, pero te da la última cosa para decir, mira, también por la afición queremos ganar este derbi".

Otra motivación que tendrá es imbuir a los muchos debutantes en estas lides qué significa un derbi. Nada menos que 13 caras nuevas, más de la mitad de la plantilla, sólo conoce el encuentro de la máxima rivalidad según Sevilla de oídas, todo lo más por haberlo visto a través de la televisión. Él como capitán y alma máter del equipo tomará la voz cantante para transmitirles su trascendencia. "Seguramente, más que seguro, para el domingo van a estar todos preparados. Por mi parte y por todos los capitanes, todos van a saber perfectamente qué es el derbi, van a estar todos al cien por cien y van a saber lo que tienen que saber", explicó.

Y también habló del Betis. ¿Llegará a punto Rubén Castro? "Con todo el respeto del mundo que se puede tener, el Betis va a estar al cien por cien, con o sin Rubén Castro. No es lo mío hablar del jugador, lo que sí sabemos es que es de muchísima calidad, que ha marcado muchísimos goles. Pero cada equipo tiene otros jugadores que lo pueden hacer. Vamos a pensar en nosotros, en nuestro equipo, vamos a estar bien, al cien por cien. El derbi no solamente se juega, se gana. Vamos a pensar en nuestra parte, nosotros somos lo importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios