sevilla f.c.

Regresa para jugar

  • Luis Fabiano llega dispuesto a reaparecer en Almería y los médicos dan vía libre · "Está disponible ya", dice Adolfo Muñoz

Comentarios 2

Manolo Jiménez debería estar contento con la actitud con la que ayer regresó Luis Fabiano de su país. El brasileño quiere jugar a toda costa en Almería y ya tiene el OK total de los médicos. El paulista aterrizó al mediodía, descansó e hizo luego todo el entrenamiento tras someterse a una ecografía y es de esperar que entre hoy y mañana mejore mucho más, por lo que sale al rescate de los males que asolaban al equipo en la delantera. Una buena noticia que confirmó Adolfo Muñoz. "Está disponible ya", sentenciaba el médico.

Luis Fabiano lleva apartado de la competición unos 17 días, pues se lesionó el 30 de septiembre, un día antes de que el Sevilla viajase a Salzburgo. Sufrió una microrrotura en el adductor producto de entrenarse en un campo más duro de lo habitual al tratarse de una superficie de césped artificial en la que la plantilla nervionense se adecuaba al terreno de juego que se iba a encontrar en Austria. Convocado por Dunga, tuvo que viajar a Brasil para ser revisado por los médicos de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). No jugó ninguno de los dos partidos de la canarinha y realizó en cambio un trabajo de recuperación en el centro de rehabilitación del Sao Paulo. Ayer, a su vuelta a Sevilla, se ponía a disposición de los técnicos para jugar en Almería, aunque había que conocer el dictamen de los médicos. Recién aterrizado, hacía su declaración de intenciones en el aeropuerto de San Pablo. "Yo tengo ganas, estoy mucho mejor, ya no tengo dolor y estoy confiante (sic). He trabajado en Sao Paulo y si estoy bien quiero jugar siempre", decía el dueño de la camiseta diez en el Sevilla. No obstante, surgía la duda al chocar claramente estas declaraciones con unas realizadas horas antes por Juan Ribas, jefe de los servicios médicos del club. Éste descartaba totalmente al brasileño para Almería y lo consideraba incluso seria duda para el jueves ante el Stuttgart. "Entrenaré con normalidad junto al resto de mis compañeros y, si no pasa nada y no tengo molestias, me gustaría jugar el domingo, aunque sea un poquito. Unos pocos minutos y el jueves estaré mejor cien poco cien", insistía el futbolista pese a la opinión de Ribas. No obstante, esta diferencia de criterios se debía a que éste no es el galeno que trabaja en el día a día con el equipo sino un teórico supervisor. Adolfo Muñoz, el médico de campo de la primera plantilla, fue quien estuvo en contacto tanto con el jugador como con sus colegas de la CBF. "Ha venido muy bien. Le hemos hecho una ecografía y está todo correcto. Ha entrenado con todos y luego ha hecho un trabajo específico con Sergio Domínguez, uno de los recuperadores. La evolución ha sido como estaba prevista y como habíamos consensuado con el recuperador que ha tenido allí, al que desde aquí quiero agradecer el trabajo que ha hecho. Está disponible ya". La sentencia del médico sólo sería discutible con el hecho de que el jugador necesite mayor tono físico, aunque ayer trabajó bien y tiene aún dos sesiones por delante.

"Entendería que no me llevase, pero sí me gustaría jugar unos minutos el domingo, un poquito. Así estaré bien para el jueves, al cien por cien. Hay algo de riesgo, sí, pero en Brasil me he entrenado un par de veces con la selección y no he tenido molestias. De hecho, los médicos me han dicho que la lesión está bien, pero quizá necesito tres o cuatro días de entrenamiento suave, gimnasio...", insistía el futbolista. Ahora es Jiménez quien debe decidir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios