Deportes

Repentina vuelta de tuerca

  • Cuando la quietud del mercado hacía presagiar la continuidad de Luis Fabiano, la oferta del Olympique de Marsella hace que el Sevilla se plantee su venta · El brasileño ya habría acordado su contrato

Comentarios 15

Si hace quince días, Luis Fabiano aterrizaba en Sevilla afirmando que nunca se planteó jugar en otro equipo esta temporada, la situación ha tomado un cariz muy distinto con el interés del Olympique de Marsella por hacerse con los servicios del brasileño, un deseo que, según su presidente, Jean Claude Dessier, "no es una invención de la prensa".

La situación en el club francés es la siguiente: el Olympique logró el año pasado el título de liga, algo que no hacía desde la temporada 92-93. Tanto la directiva como la afición del club señalan como responsable de ese éxito al entrenador, Didier Deschamps, cuyo objetivo este año es llevar al equipo de Marsella lo más lejos posible en la Liga de Campeones, y para ello ha pedido expresamente el fichaje de Luis Fabiano.

Con la derrota en la primera jornada ante el recién ascendido Caen, el lunes se precipitó una reunión en la que el propio Deschamps, el presidente Jean Claude Dessier y el director deportivo, José Anigo, estuvieron hablando durante casi cuatro horas para decidir qué fichajes abordar, y la conclusión fue fijar el punto de mira sobre Luis Fabiano.

El asunto ha ido cogiendo una velocidad bestial, hasta el punto de que José Fuentes, representante del brasileño, ha declarado a los medios franceses que "el fichaje puede hacerse muy pronto porque las posturas están cercanas". Hasta el diario deportivo L'Equipe titula en su edición de ayer: "Luis Fabiano, llegada inminente".

En cuanto a las cifras, el club galo ya habría acordado con Luis Fabiano un contrato por tres años más uno opcional a razón de 4 millones de euros por temporada, mientras que el Sevilla habría rechazado una primera oferta de 12 millones de euros más incentivos. Desde Francia se insiste en que esa propuesta habría sido una mera toma de contacto, ya que el club marsellés está a la espera de vender a Niang, máximo goleador la pasada campaña, al Fenerbahçe. Los emisarios del club turco llevan cuatro días en Francia, y su oferta inicial de 8 millones más incentivos ha sido rechazada por el club francés, que pide 10 millones de euros.

¿Y cuánto solicita el Sevilla? Pregunta complicada. Lo cierto es que 13 millones es una cifra baja teniendo en cuenta que se está negociando por el nueve de Brasil, y, sobre todo, por el tema de los porcentajes que le corresponderían a Sevilla y a la empresa RIO tras una posible venta. En teoría, es la entidad hispalense la que posee el 100% de los derechos de jugador, aunque el asunto se encuentra en los tribunales. A lo largo de la tarde las noticias apuntaban a que el Olympique habría llegado a los 15 millones, objetivos aparte, y que el Sevilla se habría plantado en los 18.

La situación es de complicado manejo para la secretaría técnica. Pese a que el brasileño está en su último año de contrato, y que muchos dudaban de su implicación sin un Mundial en el horizonte, lo cierto es que el Sevilla pretendía jugar la baza de la falta de ofertas para renovar a Luis Fabiano. Con la irrupción del Olympique en el mercado, la situación ha dado la vuelta y el club deberá decidir si intenta renovar al jugador, a sabiendas de que no llegará al sueldo que el Olympique ofrece, o sentarse a negociar con los galos, teniendo en cuenta lo que el Sevilla se juega en agosto y lo impopular que resultaría vender a Luis Fabiano. La previa del próximo miércoles invita a pensar que este culebrón no tendrá demasiados capítulos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios