Roma-Fiorentina, otro duelo inédito

El sorteo de los octavos de final de la Liga Europa, celebrado en Nyon, deparó, además del emparejamiento que ninguno deseaba entre el Villarreal y el Sevilla, otro duelo fratricida e inédito en el cruce italiano entre la Fiorentina y la Roma. Las manos del ex portero polaco Jerzy Dudek, embajador de la final que se jugará el 27 de mayo en el estadio Nacional de Varsovia, seleccionaron las dos bolas de los conjuntos italianos, igual que hizo posteriormente con los españoles, en un sorteo puro sin cabezas de serie que contaba con el condicionante del impedimento de la UEFA de permitir un cruce entre equipos rusos y ucranianos.

De esta forma, los ucranianos Dinamo Kiev y Dnipro fueron los primeros en conocer sus rivales, emparejados con el Everton del técnico español Roberto Martínez, y el Ajax, respectivamente. La posibilidad de que equipos de la misma federación se enfrentasen dejó además del duelo español uno que era previsible por opciones. Nueve países representados en el sorteo, con dominio de Italia con cinco clubes. Fueron Fiorentina y Roma los que cruzan sus caminos.

El sorteo dejó duelos atractivos, como el Wolfsburgo, equipo con menos experiencia en los octavos de final de una competición en la que ha disputado 58 partidos, ante el más experimentado, el Inter, con 387 encuentros, que busca en Europa recuperar el prestigio perdido en su país. También un Zenit que se sobrepone del fracaso en Liga de Campeones con su millonario proyecto, para encarar el duelo con el Torino, verdugo del Athletic con un gran partido en San Mamés. Además, el Dinamo Moscú, único equipo que ganó todos sus encuentros en la fase de grupos, tendrá el duro examen del Nápoles de Rafa Benítez, uno de los grandes favoritos al título pero que no llega a cuartos de un torneo europeo desde 1989. El Brujas-Besiktas completa el cuadro.

Los técnicos españoles Unai Emery y Benítez, más el portugués André Villas-Boas, son los únicos que han conquistado el torneo y pueden repetir éxito. Lo hicieron con Sevilla, Chelsea y Oporto. Benítez busca ampliar en Italia un currículum que brilla con la conquista de la Liga de Campeones, y Villas-Boas, el éxito en Rusia con el poderoso Zenit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios