San Sebastián, plaza propicia para despegar

  • En las últimas tres temporadas el Sevilla ha saldado con victoria sus visitas a Anoeta.

La situación actual del Sevilla exige ganar cuanto antes para cambiar la dinámica de resultados y volver a la senda que debe llevar al equipo a Europa. Y el anhelado triunfo debe llegar mañana en San Sebastián, una ciudad que tradicionalmente no se le ha dado bien al Sevilla, pero que en las últimas tres temporadas ha permitido a los sevillistas volver con la victoria en el zurrón.

El precedente más cercano se encuentra la pasada temporada. Corría la jornada 12 y los hombres que adiestraba Gregorio Manzano se marcharon perdiendo al descanso por 2-1, debido a sendos tantos de Diego Rivas y Joseba Llorente, marcando el sevillista Kanoute. La situación cambió en la segunda mitad cuando el técnico de Bailén introdujo a Negredo por Renato y retrasó la posición de Kanoute al centro del campo para canalizar el juego de ataque sevillista. El cambio dio resultado y con goles del franco-malí y Luis Fabiano el Sevilla logró la victoria por 2-3.

El de la pasada temporada es el precedente más cercano, puesto que el curso pasado fue el primero de la Real en la élite tras su tránsito por la Liga Adelante. Para analizar otra victoria sevillista hay que remontarse a la segunda jornada de la 2006-07, última de los donostiarras en Primera antes de su descenso. A pesar de lo temprano del encuentro en el calendario, el Sevilla de Juande Ramos ya daba muestras de las cotas que iba a alcanzar ese curso y no tuvo dificultades para imponerse a la Real por un contundente 1-3, anotando los tantos del equipo que ese día vistió de naranja Renato, Kanoute y Dragutinovic.

Y también de la mano de Juande Ramos consiguió el triunfo en el curso anterior, el 2005-06, en un choque disputado el 30 de abril y en el que los sevillistas tenían la cabeza puesta en Eindhoven, una plaza que los recibiría apenas diez días después para disputar la final de la primera UEFA que descansa en las vitrinas del Sánchez-Pizjuán. Pese a que Juande Ramos realizó rotaciones y puso en liza un once en el que tenían protagonismo los menos habituales, el Sevilla logró la victoria por 1-2.

Precedentes halagüeños, por tanto, para los sevillistas, pero que de nada servirán cuando el balón eche a rodar en el césped de Anoeta en un partido que estará marcado por el intenso frío que hará cuando el partido se inicie. De lograr el triunfo, el Sevilla igualará su mejor racha de victorias consecutivas en campo ajeno, una serie que comparten el Benito Villamarín y el Ciudad de Valencia, estadios en los que el Sevilla acumuló en su día cuatro triunfos consecutivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios