Susto grande con el juvenil Iván Casas

  • Sufrió un traumatismo craneoencefálico de grado 1 y permanece estable en observación

Los médicos del Sevilla están abocados a un susto tras otro. Si el sábado fueron Perea y Romaric los que protagonizaron un fuerte choque sin mayores consecuencias, ayer hubo otro susto, de envergadura, en la ciudad deportiva del Sevilla.

El portero del equipo juvenil de División de Honor Iván Casas sufrió un fortísimo golpe fortuito por el que tuvo que ser ingresado en el centro de Trauma del hospital Virgen del Rocío. La noche la pasó en observación, aunque el pronóstico no es grave y permanecía estable, según los partes médicos facilitados. Iván Casas sufrió un traumatismo craneoencefálico de grado 1, pero sin fractura ni hematoma, al golpearse en la cabeza con la tibia del jugador Rodri, tras un centro que intentó blocar el meta.

En un principio, el jugador afectado quedó semiinsconciente y sufrió algo de hipoxia, por lo que tuvo algunas convulsiones que alertaron a técnicos y compañeros. Enseguida recuperó la consciencia y fue estabilizado por los médicos del club antes de que una ambulancia del 061 lo trasladase hasta el centro hospitalario, donde podría ser dado de alta hoy, después de las 24 horas prescritas de observación, en las que se le fueron haciendo diversas pruebas para descartar una dolencia grave.

El hecho, acaecido en un campo anexo al que estaba usando el primer equipo, causó un gran revuelo en la mañana de ayer. Los primeros que atendieron al jugador fueron los responsables del juvenil, el técnico Ramón Tejada y el físico Ramón Quintana. Inmediatamente, tras esa primera atención, se personó en el césped el médico del filial, Juan José Jiménez, al que siguieron Adolfo Muñoz, responsable médico del primer equipo, y el también doctor Paco Escartí. Incluso el director deportivo y consejero, Monchi, y el delegado del primer equipo, Cristóbal Soria, se dirigieron al campo donde se produjo el choque para interesarse por el chaval. Iván Casas se fue reponiendo y ya hablaba del percance con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios