Fazio

"La actitud es pedirla cuando vas perdiendo, no hace falta pegar"

  • Fazio rechaza que sea un jugador frío y agradece la confianza de Manzano y de Batista, técnico argentino.

Comentarios 2

-Después de todo lo que pasó, por fin disfruta de su mejor momento.

-Sí. Ahora ya pasó todo, estoy jugando y estoy disfrutando con el equipo. Después de todo lo que pasó prefiero no hablar de la lesión. Estoy muy contento y disfrutando de esta realidad y de los partidos.

-¿Se imaginaba terminar la temporada como un pilar del Sevilla?

-Bueno, me siento muy bien, estoy bien físicamente, bien en el equipo, estoy jugando todos los partidos. Esperemos seguir así muchos partidos más y que todo siga saliendo bien. Desde que regresé como titular en La Coruña, menos el partido de Copa en Madrid lo he jugado todo, en la Liga y los del Oporto.

-¿El Fazio que todos esperaban?

-Sí, ha sido muy importante la confianza que me dio Manzano durante todo el tiempo que estuve sin jugar, él quería que volviese y nada más volver jugué todos los partidos. La confianza del míster es muy importante para que, tras una vuelta sin jugar, salga todo bien.

-Este esperado regreso también le ha servido para que Sergio Batista lo convocase con la selección argentina, otro espaldarazo...

-Ya me había llamado para jugar contra Japón y Brasil, pero entonces no podía ir. Estaba con un poco de bronca. Pero él me dio confianza y me dijo que nada más me recuperase me llevaría, y lo hizo. Es una alegría muy grande volver a la selección y trabajar con todos esos jugadores. Estoy contento y disfrutando también con la selección.

-Le hizo viajar a Estados Unidos y Costa Rica y no jugó ni un minuto...

-Ya lo hablamos, era la primera vez en la absoluta y era para ver la manera en que se trabaja. Yo ya lo conozco desde los Juegos Olímpicos de Pekín, el del oro. La selección es diferente al Sevilla, estuve con el grupo, conocí de cerca el ritmo, la forma de trabajo. No me puedo quejar por no jugar. Quizá para los próximos amistosos después de la Liga tenga la ocasión, porque también me dijo que me iba a llamar.

-Será un aliciente muy especial para usted la Copa América en su país. ¿Serán decisivos estos amistosos para la lista definitiva?

-No sé si serán tan decisivos estos partidos (en Nigeria y en Suiza, éste contra Argelia, 1 y 4 de junio) él ya nos conoce a todos, el equipo más o menos lo tiene en mente. Sería muy lindo estar en la Copa América. No me puedo quejar, estoy jugando todos los partidos con el Sevilla, volví a la selección, así que si se da, muy bien, y si no, a seguir trabajando, porque queda el Mundial. Para estos partidos sé que voy y quiero disfrutar de ellos para tratar de estar en la Copa América.

-En Costa Rica, se vio a Fazio en el banquillo con Messi. ¿Qué sintió junto al gran astro mundial?

-Después de lo del Bernabéu, más (risas). Sí, bueno, ya lo conocía, no sólo de tratarlo, sino también de los Juegos Olímpicos. Es un fenómeno, no sólo por lo que demuestra partido a partido, sino como persona, es muy humilde y sencillo. Y luego ves los partidos, rompiendo récords, es increíble. Un fenómeno como persona y en la cancha.

-¿Cómo vivió los dos golazos de Messi al Real Madrid?

-Es un genio, lo celebré porque es argentino y porque lo conozco como persona, sé como es y me alegro mucho por todo lo que sigue consiguiendo.

-Lo celebró por apego a Messi, no por despecho a Mourinho...

-No, no, no (risas). No tengo nada contra el Real Madrid ni nada.

-Está la cosa muy calentita, ¿no?

-Sí, muy calentita. A ver qué pasa la semana que viene. El Barça y el Madrid llevan muchos partidos en veinte días y crece la revancha.

-Volviendo al Sevilla. ¿Llegó a temer por su titularidad por su error en el gol del Getafe?

-Ni sabía que se había hablado de esa posibilidad. Sí me habían preguntado por si veía la opción de jugar de medio centro por la baja de Gary (Medel). Si no está Gary o Zokora, puedo jugar de medio centro, como hice cuando volví contra el Dépor, o en Santander. Pero ahora me siento muy bien de central, aunque no tengo ningún problema para adelantar la posición.

-¿Cómo fue esa jugada del gol?

-Si le da bien Parejo, la cazo; pero le salió mal y fue a Miku. Fue un poco de mala suerte. Hay que ver también esas jugadas, pero nada más.

-Uno de los análisis recurrentes sobre su papel de central es que con su envergadura no tiene la suficiente capacidad de reacción, ¿le molesta que le digan eso?

-No me molesta, la gente puede opinar lo que quiera. Yo estoy teniendo buenos partidos, me siento muy bien y muy cómodo. Me siento con confianza y lo vengo demostrando partido a partido.

-Y también se le critica que le falta algo de sangre, de garra, que no mete, como dicen en Argentina...

-Sí. Por ahí, si uno sabe sacar la pelota jugada o anticiparse no hace falta meter o pegar, esa estrategia que usan algunos. Estando bien colocado puedes robar el balón igual sin pegar ni meter. La maña la tiene que sentir el delantero contrario, no verla todo el estadio. Esa viveza sólo la debe sentir el delantero, los movimientos, estar cerca de él, anticiparse en el momento justo... Y no dejarlo recibir para después pegar. No hace falta pegar para que todo el estadio vea que un jugador mete. Meter y estar bien posicionado lo achaco más a la capacidad táctica de frenar al delantero, no dejarlo recibir, anticiparse... Según el momento y el delantero debes saber cuándo salir y cuándo esperar. Si sales a apretar y te cogen el hueco atrás estás vendido.

-¿Usted no se definiría como un futbolista frío o con poca sangre?

-No, para nada. En Argentina me atribuían todo lo contrario. Jugaba en Segunda, es muy diferente, y sí me calificaban como un futbolista de meter y de actitud. Para mí, la actitud es, cuando el equipo va perdiendo, pedir la pelota, ir a buscarla, dar la cara, no hace falta pegar.

-¿Y no cree que le sacaría mejor rendimiento a su visión de juego y a su talento para distribuir y llegar como medio centro?

-Bueno, tengo diferentes virtudes, tanto de central como de medio. Lo he hecho en los dos puestos con todos los técnicos, excepto con Juande, con quien sólo jugué de central. Pero me sentí bien en todas las posiciones, sin ningún problema.

-¿Y los tobillos?

-Ya ni pienso en eso. Lo tengo superado.

-¿Fue clave el uso de plantillas especiales para su recuperación?

-Sí, las tengo. Te ayudan a salir, pero no es tan decisivo. Ya pasó, prefiero pensar en el Almería.

-Ellos se juegan la vida, ¿no?

-Ahora todos se juegan algo. Nosotros nos jugamos mucho, entrar en Europa, es un partido muy duro, como todos los de esta fase.

-¿Se habla en el vestuario de lo que pasó el año pasado? De hermanamiento no hubo nada.

-Recuerdo que en la segunda parte hubo un par de peleas, el Almería no se jugaba nada y parecía que le iba la vida en el partido. Pero hay que dejar de lado eso. Ahora sí se juegan la vida y nosotros tenemos que pensar en lograr los puntos.

-¿Y el futuro?, ¿se ve como un valor de mercado para el Sevilla?

-Ahora no pienso en eso, sólo en las cinco citas que quedan. Llevo acá cuatro cuatro años y estoy muy bien. Si pienso en algo más allá, sólo es en la selección, pero ahora tengo la cabeza puesta en Almería.

-Ya fue rechazada una oferta del Arsenal de 7 millones por usted.

-Se habló antes de renovar, pero renové con el club por seis años, hasta 2015. Estoy muy a gusto.

-¿Se ve como un pilar en el nuevo y joven proyecto del Sevilla?

-Sí, ahora estoy jugando todos los partidos y espero seguir muchos años más. Estoy muy contento.

-¿Y si llega Bielsa, otro argentino?

-Sería una falta de respeto hablar de otro técnico estando Manzano. Está teniendo buenos números. A mí siempre me mostró mucha confianza y estoy muy agradecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios